Continúan quejas sobre la atención en el Hospital Comunitario de Tierra Blanca

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Pacientes crónicos que deben acudir en ayuno son atendidos con horas de retraso. “No podemos ser eficientes sin plantilla completa”, afirman médicos.

Tierra Blanca | Redacción | 4 de agosto de 2014

Luego de que la doctora Perla Mitzi Hernández Paredes asumiera la dirección del Hospital Comunitario de Tierra Blanca a partir del 1 de abril del presente año, habitantes de comunidades han denunciado malos tratos en la atención de sus citas médicas y en el área de urgencias.

Las quejas principales se dan por el retraso en la atención de sus citas previamente programadas por que se trata de pacientes crónicos, que llegan muy temprano en ayuno para ser atendidos.

El retraso en esa atención, que los propios médicos califican como una falta de responsabilidad para sus pacientes y que ellos mismos tienen que justificar, se debe a la decisión de la Directora de hacer movimientos en el personal médico bajo el argumento de cumplir metas de atención en todas las áreas, apoyada por el doctor Martín Milán, jefe de la Jurisdicción Sanitaria II con sede en San Miguel de Allende

Primero hubo movimientos de médicos hacia el Hospital de Santa Catarina, luego a clínicas rurales como la Cuesta de Peñones, de donde paradójicamente ahora llaman a los médicos pasantes para apoyar en la atención médico del Hospital Comunitario de Tierra Blanca. Es decir, se llevaron a los médicos y ahora traen a los pasantes, afirman quejosos.

Antes de los cambios realizados por la directora, el turno matutino contaba con 9 médicos y el turno vespertino con 3; ahora el turno matutino cuenta con sólo 3 médicos y cuando se requiere de un traslado de paciente, por ejemplo hacia el Hospital General de San José Iturbide un médico debe acompañarlo, por lo que desde luego son insuficientes 2 médicos para atender 3 consultorios y urgencias.

Sobre la afirmación de las autoridades sanitarias sobre que el Hospital Comunitario de Tierra Blanca no atiende urgencias, los médicos aseguran que es una declaración falaz y agregan “como no va haber urgencias en un Hospital”, hasta una fiebre alta de un menor de edad es una urgencia puesto que hay horarios para ello y se debe atender”.

“Es la sinrazón” afirma personal del propio Hospital, quienes dicho sea de paso cuentan que el doctor Martín Milán, ha amenazado con tomar represalias si se vuelve a presentar un nota en los medios sobre esta problemática. Cabe recordar que también pobladores de la comunidad San Blas dijeron que habían sido discriminados en la atención luego de que hicieran públicas sus quejas en un medio de circulación regional y amenazados para que no hablaran del tema.

El mismo doctor Milán, en la reunión sostenida con los regidores del Ayuntamiento de Tierra Blanca desestimó las quejas ciudadanas que han surgido en torno a la situación actual de la atención en el hospital retando a pobladores y médicos a presentar denuncias formales para evitar “dimes y diretes”, pues dijo es la única manera de darles seguimiento.

Y eso es claro, sin lugar a dudas, pero la declaración no parece ser una invitación a la solución sino una confrontación también con el personal médico, pues se sabe se ha roto toda cordialidad en el trato con los médicos por cuestionar sus decisiones y dejarlos sin posibilidad de ser más eficientes en la atención.

Sobre los números de atención que el propio doctor Milán expuso ante regidores, los médicos afirman que no se cumplen porque han sido movidos de los lugares en donde daban esas cifras de atención y que la ineficiencia actual la reconocen porque es imposible cumplir sin plantilla completa, y que les preocupa no brindar la mejor atención a sus pacientes, sobre todo en tiempos.

Cabe destacar, que la población que debe ser atendida es en su mayoría indígena y rural, por lo que el personal médico afirma que definitivamente se requiere de una sensibilidad distinta para brindar atención de calidad en el Hospital Comunitario de Tierra Blanca y los tiempos de atención por cada paciente es mayor para explicar los cuidados y hasta regímenes de alimentación óptima.

“No olvidemos que atendemos población indígena y nuestras consultas compiten con su medicina tradicional y costumbres por lo que es necesario explicar detalladamente lo que queremos lograr con la atención médica en su salud”, argumentan los médicos.

Aunque consideran que la Directora no actúa con dolo en sus decisiones, sino que le falta “capacidad” para dirigir el Hospital, afirman que con algunos médicos la relación se ha deteriorado al grado de la hostilidad.

Finalmente, una queja ciudadana afirma que es evidente la falta de sensibilidad y de contexto de la doctora Perla Mitzi Hernández Paredes, pues niega el uso de la ambulancia a pacientes de urgencias que deben ser trasladados al Hospital General de San José Iturbide si no pagan “la gasolina”, siendo que la mayoría de los usuarios no cuentan con recursos para pagar.

Deja un comentario