Denunciemos por favor

Fernando García

Cuando escuchaba a políticos y funcionarios insistir una y otra vez en la necesidad de la denuncia de la comisión de delitos, honestamente me sonaba a mero discurso institucional. Estoy seguro que Usted, quien me hace favor de leerme, ha pensado seguramente algo parecido.

Pues bien, hoy tengo que reconocer que estaba equivocado. Ahora que me tocó vivir, en calidad de reportero, una de las experiencias más impensables en pleno siglo 21 y que junto con mi Directora de El Semanario fui víctima de la represión, la prepotencia y el actuar ilegal de algunos elementos de policía y del Subdirector de la corporación, Prudencio Beltrán Olvera (seguramente por instrucciones de Director Gerardo Rodríguez Trejo) al tratar de impedir que realizáramos nuestro trabajo periodístico; lo más correcto es reconocer mi error sobre lo que pensaba.

Hemos denunciado los hechos ante la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Libertad de Expresión de la Procuraduría General de la República y ratificamos nuestra declaración ante la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato frente a la investigación que de manera oficiosa inició esta instancia al conocer los hechos.

Las autoridades están atendiendo el caso y estoy seguro de que se impartirá justicia. Confío plenamente en las instancias investigadoras de mi estado y de mi país para aplicar las medidas necesarias.

Y hoy quiero invitarlos, pedirles, suplicarles que denunciemos, que no nos quedemos callados. Es de suma importancia denunciar los atropellos de los que somos víctimas cada día todos los ciudadanos, frente al abuso de cualquier autoridad.

Es del conocimiento público que a través de este medio hemos señalado cada uno de los atropellos que nos confían las víctimas, cometidos por el Director de Seguridad Pública Municipal y algunos de sus elementos; lo que desde luego debe ser también del conocimiento del Alcalde Timoteo Villa Ramírez.

Sin embargo, en mi apreciación, le falta compromiso con la sociedad ludovicense para poner un alto a la represión generalizada de la que estamos siendo víctimas, manteniendo en el cargo de manera obstinada quien le da, por decir lo menos, la mitad de los problemas de su administración.

Cada vez la situación es más delicada y mientras más se tarden, cada vez será más difícil solucionar.

Yo quiero contarles, que busqué al Alcalde en distintas ocasiones desde hace meses para informarle mi apreciación sobre la seguridad, lo que he comentado a Ustedes desde este espacio y otros puntos de vista desde mi experiencia profesional en los temas de seguridad y gobernabilidad, pero lamentablemente no parecen haberle sido útiles mis comentarios.

Recuerdo que le dije que lo hacía porque sí al él le iba bien, nos iría bien a todos, es decir, que si las cosas caminan por buen rumbo en el Municipio el futuro y el presente de nuestras familias sería mejor.

Pero la única familia que parece interesarle a él, es la suya. El mensaje parece ser que mientras los suyos estén bien, que los nuestros estén como puedan. ¿No cree Usted?

One comment on “Denunciemos por favor

  1. Jesús López Suárez dice:

    Esta claro que siempre van a negar las cosas que pasen desde todas las esferas de poder, ya sean Nacionales, Estatales y Municipales.

    Mientras las autoridades realizan acciones como represión. No cuidan a la ciudadania, es más facil que no hagan nada en contra de todos aquellas personas que se encuentran tomando en las aceras de las calles dando mal ejemplo y no indicarles que se retiren a sus casas como minímo. Y es preferible atacar o transgredir a los que realizan su trabajo con ética como los reporteros de este medio de comunicación.

    Hay tantas situaciones que las autoridades del orden público deben de hacer, como el de ver a todas aquellas personas que grafitean las calles de Nuestro San Luis de la Paz que eso si no queda dentro de la libre expresión ya que indican posesión o limites de bandas, esto es solo por mencionar un ejemplo de tantos otros que pudieran observarse.

Deja un comentario