¿Feliz día del niño?

Fernando García

Pasado mañana, como cada año, escucharemos el sonado discurso de que “los niños son el futuro” de nuestra ciudad o de nuestro municipio. Como cada 30 de abril, en las calles tendremos a las autoridades regalando juguetes y si fuera año electoral serían más.

Y no es que esté mal regalar juguetes a los niños, lo hacemos también los ciudadanos y organizaciones por el mero afán de ver sus rostros de felicidad que mueven nuestro mundo. Pero lo cierto es que los niños no son el futuro, son nuestro presente más valioso. Lo grave es no hacer más ellos.

Representan el mejor capital humano con que contamos y en el mejor momento de ser formados, son los aprendices de ciudadano ejemplar que necesitamos cada vez con mayor urgencia en la sociedad. Vale la pena atenderlos e invertir en ellos.

Habría que dedicarles el mes y el año completo a los niños. También las políticas públicas y los recursos, y los esfuerzos.

No tenemos más oportunidad que hoy, para actuar con responsabilidad, y reaccionar frente al mundo que los adultos construimos, corrupto, alterado, con prácticas viciadas. Imagino una política pública integral, con atención a los niños en situación de calle, y a los escolares de instituciones tanto públicas como privadas, clases de música, lectura, cultura, deporte, alimentación, salud. Urge disminuir los índices de violencia en los niños y adolescentes, el bullying, y tantos otros temas.

Pero lamentablemente, la mayoría de los gobernantes están ocupados en todo, menos en la sustentabilidad de la ciudad, de su propia ciudad. En un municipio específicamente se dice que es el hijo del Alcalde quien se encarga de recibir los “diezmos”. Cómo se enfrenta entonces desde la autoridad esta preocupación si se fomentan la corrupción desde el mismo sitio.

No basta preocuparse, hay que ocuparse. Podríamos arrepentirnos de iniciar ya la labor más importante para la ciudad ¿No cree Usted?

Deja un comentario