En el transporte público: Gente de primera, trato de tercera.

Fernando García

La semana pasada viajé a varios municipios de la región en camiones urbanos, foráneos y suburbanos y la verdad son deplorables las condiciones en que están la mayoría, si no es que todos los camiones que transitan por nuestra querida región. A partir de esto me surgieron algunas dudas y muchas molestias y enojos que me permitiré compartirles.

Me tocó de todo. Un chofer en estado de ebriedad o al menos con aliento alcohólico conduciendo a exceso de velocidad, camiones que hacen paradas directas sobre la carretera a recoger o dejar pasaje poniendo en riesgo la vida de quienes íbamos ahí y de algún otro conductor que no se percate que está detenido y se impacte con el camión. Otro más arrojando demasiado humo y la combustión se metía al interior del camión y qué decir del trato, tanto de los conductores como de los ayudantes. Una señora que se veía muy mayor le pagó la mitad al ayudante quien con gritos y groserías le exigió la credencial del INAPAM.

Me tocó constatarlo, yo lo ví y lo viví. Es muy molesto que a la gente de nuestra región nos traten como si no valiéramos, como si no mereciéramos.

La cuestión es la siguiente: El Estado-Gobierno está obligado a prestar a los ciudadanos el servicio de transporte público en ruta fija como asunto primordial, por ello tiene facultades para concesionar ese servicio a particulares, pero tiene también la obligación de revisar que la prestación de ese servicio se haga al pie de la normativa y desde luego, ni que decirlo, con eficiencia y respeto.

Primera pregunta: ¿Por qué el Estado-Gobierno no se da cuenta de que en esta región el servicio de transporte es pésimo? ¿Si lo revisan, por qué no lo sancionan? ¿Por qué no retiran de circulación tanto autobús que prácticamente se deshace en los recorridos? Es fácil. Sólo que se cumplan las leyes y ya. Las de transporte, la de vialidad, las de infraestructura y servicios, las de protección al medio ambiente. Nada más. Insisto en que es fácil ¿O no? ¿De qué tamaño será la corrupción?

Y en cuando a los concesionarios, primero que recuerden que son con-ce-sio-na-rios. Que obtienen un beneficio a nuestra costa por la prestación de ese servicio. ¿No se dan cuenta que lo que tienen es gracias a la gente que les paga su boleto todos los días?

Basta recordar las decenas de muertos en accidentes de transporte público por las carreteras de la región noreste para darse cuenta de que aquí hay algo muy mal. Y es muy lamentable, porque puedo asegurarles que si esto pasara en el Bajío, en León, ya hubiera puesto cartas en el asunto el Gobierno Estatal hace mucho, pero en este y otros temas la gente de esta hermosa región es tratada por los gobiernos y por prestadores de servicios como si se tratara de gente de tercera. ¿No cree usted?

One comment on “En el transporte público: Gente de primera, trato de tercera.

  1. Jose Martinez dice:

    En San Luis de la Paz sucede lo mismo y no solo con camiones de ruta fijos también con camiones que prestan un servicio a particular, La presidencia de este municipio contrata estos autobuses, a pesar de no contar con la mas mínima regla de transporte o la documentación reglamentaria, con choferes que trabajan en estado de ebriedad y todo esto por que TURISMO CHICHIMECAS pertenecen al cuñado del Regidor León Ledesma negocio en el cual trabaja el hijo del regidor. Por esta misma situación la SEG ya no contrata estos servicios.

Deja un comentario