Los municipios tienen una deuda histórica con las mujeres; no ponen ni un peso, ni una mesa para atender la violencia contra las mujeres: Verónica Cruz

Verónica

Se necesita gente especializada, profesionalizada, “con gente de buena voluntad no se va a resolver el asunto”, también “existe el homicidio por omisión” y de eso, son cómplices la mayoría de los gobiernos.

San Luis de la Paz | Maricarmen Rivera | Fernando García

 “En 13 años de mirar la violencia y de intervenir para salvaguardar la vida de las mujeres, sabemos que la zona norte es de las más violentas del Estado” nos dice Verónica Cruz Sánchez, Directora del Centro Las Libres.

“Si yo dije que somos una sociedad bárbara, pues el norte está más para allá que eso” agrega, y la dispersión de centros poblacionales complica el tema de la atención gubernamental. La cultura de la violencia contra las mujeres está muy arraigada, hace falta mucha educación para las mujeres y para los hombres en la región noreste del Estado.

“Si el Estado y los Municipios por lo menos respetaran las leyes y reglamentos que se han dado otro sería el escenario en el tema de violencia en contra de las mujeres”. Ahí es en donde no se entiende lo que hacen los funcionarios, porque cuando se trata de sancionar, unas cosas sí y otras no, afirma la activista. Por ejemplo, “el ingreso de menores de edad a lugares para adultos está prohibido, los reglamentos son clarísimos”, pero luego te encuentras con que eso no se cumple. Sería hasta innecesario decirlo, pero urge el cumplimiento de leyes y reglamentos en los municipios.

Los municipios tienen una gran deuda histórica con las mujeres, porque ellos son la primera línea de prevención y de seguridad en la vida cotidiana de las mujeres, nos dice Verónica. Su obligación, dice, es aplicar una política pública transversal de prevención, pues de los municipios depende la seguridad de las mujeres en su vida cotidiana, está a su cargo todo el trabajo preventivo.

“Y los Ayuntamientos ni se han enterado. No han leído siquiera la Ley para el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia, tiene 16 incisos  que hablan explícitamente sobre lo que el Municipio tiene obligación […] pero no han puesto ni un peso, ni una mesa, ni una persona especializada y creen que hacen el favor de poner cualquier Coordinación, cualquier Dirección, cualquier persona para atender a las mujeres”. No hay autoridades suficientes y necesarias para atender el fenómeno.

Asegura Verónica Cruz, que una buena política preventiva tendría que estar hablándoles a los hombres que son lo que generan violencia y tiene dos puntos principales de difusión, la educación formal y los medios de comunicación.

Considera que las acciones urgentes para atender el tema de la violencia en el nivel preventivo son: Mandar un mensaje claro de cero tolerancia a la violencia contra las mujeres; introducir al menos dos materias atingentes en el sistema educativo, equidad de género y prevención de la violencia contra las mujeres porque “prevenir no son folletos, no son campañas y no son platiquitas, hay que cambiar la estructura social y cultural para introducir una nueva estructura de respeto”; y sancionar a través del sistema de procuración e impartición de justicia, necesitamos sancionar.

Afirma que en los dos años que les quedan a los gobiernos municipales para que la violencia “no se los coma”, es urgente leer la Ley de la materia y conocer sus obligaciones, luego, destinar presupuesto para atender esas obligaciones, “los buenos deseos y los buenos discursos ya no son suficientes”. Hace falta tener personal profesional y especializado “con buena voluntad no se va a resolver el asunto”.

Finalmente, lo rescatable en este año de brutal violencia, afirma Verónica, es que “hoy no sólo Las Libres estamos exigiendo justicia para las mujeres, cada vez más organizaciones, más mujeres y más hombres están reclamando por la violencia vivida en el Estado, porque nos negamos a que el fenómeno se instale en la vida cotidiana de las y los guanajuatenses”.

Afirma que a los gobiernos” les falta muchísimo, no sólo conocimiento, no sólo sensibilidad, no saben gobernar” y también nos hace falta “una ciudadanía mucho más activa en la región noreste, tendríamos ya que estar enjuiciando a todos los funcionarios negligentes y omisos, también hay homicidio por omisión y de eso son cómplices la mayoría de los gobiernos” finalizó.

Deja un comentario