Si nos dejan…

Gerardo Mosqueda

Como me recuerda el título de la canción, pero sólo el título, el contenido no tiene, ni tendrá que ver con la realidad que vivimos en México.

La Coordinadora del magisterio ahora da los permisos para que se resuelvan los problemas que genera la agenda legislativa para los cambios estructurales.

Sólo hace unos días que la coordinadora magisterial, línea violenta del magisterio sindicalizado tomó las calles cercanas al recinto legislativo de San Lázaro, luego el Senado de la República y las avenidas de acceso al Aeropuerto Internacional, con todo lo que estos bloqueos significa, provocando el caos vial, por si a la ciudad de México le hiciera falta, para calmarse durante el fin de semana, es decir, estos maestros trabajan de lunes a viernes. Así que no debe de extrañarnos que los golpeadores, delincuentes, violentos que hacen que la cámara sesione fuera del recinto legislativo: Descansan sábado y domingo.

Mientras descansamos de las fechorías de la CNTE, podemos reflexionar juntos sobre los efectos que produce en el país el hecho de que el Presidente Peña se aplica en felicitar a los legisladores por la aprobación de dos de las tres reformas reglamentarias en materia de educación, la tercer reforma, la que se refiere a la evaluación del magisterio, no fue votada, así lo acordaron los líderes de la CNTE y luego lo convinieron con los secretarios de gobernación y de educación, los grupos parlamentarios hicieron lo propio, votar lo que se les indicó que votaran.

Es decir, las presiones de los “maestros” surtieron efecto, decidieron sacar a los legisladores de sus respectivos recintos, bloquearon los accesos y decidieron que se vota y que no se vota, lo acuerdan con el poder ejecutivo y además convienen que a pesar de los desmanes en las calles del centro histórico de la ciudad de México; los maestros no serán tocados en su integridad física, porque las cosas se podrían poner más graves.

Ni se ocuparon de invocar los acuerdos del Pacto por México, no tuvieron que pasar por los acuerdos de algún partido, ni el PAN, partido gobernante durante dos sexenios y con el que no tuvieron conflictos, es decir, todo lo que pasó a la mesa de negociaciones, se les concedió, en la Secretaría de Educación en donde  mandaba la señora Elba Esther, ahora está en la cárcel. ¿Quién opera las manifestaciones?

En el marco de la propuesta ambiental para el Valle de México y en un “brinco” en el discurso del presidente, se enfoca a felicitar a los legisladores por las iniciativas aprobadas, comunicando que más vale dos reformas que ninguna.

Es posible que tenga razón, la instrucción a los legisladores fue muy clara, se vota lo que se acuerde con el ejecutivo, se instalan donde se pueda y terminan lo más pronto posible. Ah, sin golpeados, sin víctimas politizadas.

Una vez más la sociedad tiene que aguantar que le violenten su vida cotidiana, los gobernantes del país, no se “aflojan la corbata” para hacer valer su autoridad, los partidos opositores aceptan los acuerdos del ejecutivo con los líderes de la CNTE.

En resumen, hay reformas reglamentarias aprobadas. Corren el riesgo de quedar en letra muerta, no sabemos si están negociando su instrumentación o su congelamiento, derivado de una abrumadora revisión de los términos reglamentarios que los lleve hasta el cansancio, hagan aparecer otras prioridades y todo haya sido revuelto para quedar igual.

Ese es el riesgo mayor, los partidos podrán decir: hicimos todo lo posible, los legisladores podrán decir, hasta trabajamos un período extraordinario, el ejecutivo podrá decir hay reformas, pero no se instrumentan porque siguen las negociaciones con los del sindicato, poco a poco, todo volverá a la “normalidad” deseada por los del sindicato. ¿Qué no se había ido la maestra?

Se endurecen las posiciones de la coordinadora para desear volver con la “negociadora” responsable y conocedora de la problemática educativa. El escenario está siendo propicio para que aparezcan nuevos liderazgos en los temas de la educación, tendrán que venir desde la sociedad, desde los medios de comunicación, desde el medio de los padres de familia, que siguen inconscientes de que son portadores de un papel vital en la renovación de las estrategias y vías de solución al complejo problema de la politización magisterial, para otra oportunidad quedará hablar del complejo problema de educar a un país con todas las oportunidades que significa el bono poblacional, la riqueza indescriptible de ser un país de jóvenes, esperemos que los políticos de ahora tengan la altura de miras para hacer de éste escenario una oportunidad de éxito para México.

Deja un comentario