Deporte con estilo

Diana

Hablar de tu imagen, no solo es hablar de vestirse bien; no se trata de estar a la moda o de ir a la estética para que nos pinten o hagan un buen corte, se trata de aquello que eres tu en conjunto y la manera en la que lo presentas a los demás.

Nos guste o no, nuestra apariencia determina en gran medida lo que somos, de ahí la tan conocida frase “Como te ven te tratan”. Algo tan fundamental como tu vestuario, va a comunicar en todo momento tu estilo personal y de vida. Tu imagen también comunica tus valores y hasta las capacidades profesionales. Por eso es tan importante que no dejes pasar esto por alto, que hagas caso de tu imagen personal ¡siempre!

Cuidar de tu apariencia en todos y cada una de las cosas que realizas durante el día es fundamental para tu imagen y el momento de hacer deporte, no es la excepción, ya has dado el primer paso si es que el deporte y la actividad física son parte de tu vida.

Ya sea en tu casa, en el parque o el gimnasio cuidar de tu apariencia marcará la diferencia y podrás proyectar  tu estilo mientras haces algo no solo por tu salud ; sino también por tu estado de ánimo.

Al momento de hacer deporte, no hay pretexto alguno para descuidarte, no se vale pensar que solo por que se trata de hacer ejercicio y “¿quién te va a ver?” no pongas atención a todos los detalles de tu arreglo.

Además, sentirás mucho más motivación mientras haces deporte con estilo. Lo importante es que sientas comodidad y seguridad en todo momento.

Algunos consejos que pueden ayudarte para que al momento de ejercitarte proyectes lo mejor, aquí te los comparto:

            • La ropa debe ser de materiales ligeros para que tu cuerpo pueda respirar y sobre todo sean absorbentes al sudor. En los almacenes existen prendas de varios colores y estilos para hombres y mujeres.
            • Es muy importante la comodidad, pero también es importantes que esto no signifique sacrificar tu look. Una de las mejores maneras para motivarte a hacer ejercicio es con el tipo de ropa deportiva que utilices, anímate y dedica tiempo para que hagas una buena elección.
            • La ropa interior en la parte superior en mujeres no es tan necesaria, ya que la ropa de deporte suele ser más ajustada y generalmente está acondicionada para darte el soporte y la comodidad necesaria. Si decides utilizarla, que no se vea por ningún motivo.
            • Una de las mejores inversiones que puedes y debes hacer es en tus tenis, no solo para lucir bien y coordinado; sino porque de su calidad también depende que evites lesiones. Prefiere colores que sean fáciles de combinar con el resto de tus atuendos deportivos y utilizarlos solo con calcetas deportivas.
            • Mujeres, pueden combinar una camiseta de color de tirantes con unos pantalones de yoga y tenis dependiendo del tipo de deportes que elijas.
            • Otra de las mejores inversiones que puedes hacer es un buen traje de dos piezas; por ejemplo uno de color oscuro y combínalo con tenis de color. La sudadera, en caso de tener gorro, te puede servir también para llevarlo con camisetas ligeras y pantalones cortos. 
            • Para ellas. Es recomendable que no te maquilles cuando vayas a hacer ejercicio, ni lleves peinados complicados o te pongas perfume. Si deseas hacerlo, que sea lo más sutil posible, hazte una simple cola de caballo, la idea es que no luzcas desaliñada ni muy producida.
            • Tus accesorios deben de ser los mínimos, si es posible solo tu argolla de matrimonio y unos aretes pequeños. ¡Momento ideal para lucir tus mejores lentes de sol al llegar y salir!
            • Recuerda siempre que el proyectar un buen estado de salud es de las cosas más importantes para mostrar una buena imagen.

 Por último, te comparto dos de las reglas básicas de imagen y estilo al hacer deporte:

            • Los pants y la ropa deportiva son para eso, única y exclusivamente para eso, ¡para hacer deporte! No los uses en ningún otro lugar.
            • Nunca, ni para hacer ejercicio, confundas “estar cómoda” con “andar en fachas”.

 ¡Haz que las cosas sucedan… y que te sucedan a ti!

Deja un comentario