Sin señales de mejora en la economía

Fernando García

Parece que la política económica del gobierno federal encabezado por Enrique Peña Nieto no ha sido la más adecuada. En el primer semestre de su administración la economía desaceleró, disminuyó el poder adquisitivo, el empleo no creció y se presentó en marzo una inflación sin precedente, la mayor para un mes desde el 2008. El pronosticado crecimiento económico de tan sólo 3.5% se anunció ahora en no más de 3.1% y hay analistas que afirman que no será mayor al 2.1%.

Para abonar a la situación, el primer día de este mes sufrimos el sexto “gasolinazo” del año. Los incrementos en gasolina magna, premium y diesel afectan al sector agropecuario, transportista de carga y pasajeros y en general a todos los usuarios.

Por su parte el gobierno estatal encabezado por Miguel Márquez ha retrasado el recurso para obra pública en los municipios, un factor importante en la falta de circulante, cada día se nota más en los bolsillos de todos la falta de liquidez. La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en su representación Guanajuato reporta un sector comprimido, pérdida de empleos y un avance en la contratación de obra 2013 de apenas el 3% ya en mitad del año.

Las ventas de todo han bajado a niveles alarmantes, la mayoría de la gente se queja de que ya no ajusta el dinero y los precios de la canasta básica cada vez están más altos. Es urgente. Ojalá que pronto veamos obra pública en nuestros municipios. Esperamos y exigimos de todos los órdenes de gobierno acciones concretas para mejorar la economía.

Deja un comentario