“Siete de cada 10 migrantes son jóvenes”: Dip. José Luis Oliveros Usabiaga

28ES09 Entrevista con Chelis Oliveros

El Presidente de la Comisión de Juventud de la LXII Legislatura Federal, el Diputado José Luis Oliveros Usabiaga, visitó las oficinas de nuestro medio el sábado pasado y en entrevista afirmó que su comisión es la séptima más activa y en al que la mayor parte de los acuerdos se han resuelto por unanimidad.

Entre los más importantes logros, destacó que se ha normado que el Instituto de la Juventud debe desarrollar políticas públicas para incorporar a los jóvenes en el campo laboral como parte de sus funciones principales. Además, dentro del Consejo del Instituto se ha integrado a una representante del Instituto Nacional de las Mujeres para integrar la perspectiva de género a las políticas de la juventud.

Es histórico también el presupuesto logrado para el Instituto de la Juventud, que se aumentó en $6,500 millones de pesos.

En el tema de la violencia infantil y juvenil, el legislador afirmó que las comunidades rurales arrojan números alarmantes en todo tipo de violencia.  Tan sólo, ejemplificó, 7 de cada 10 migrantes son jóvenes y uno de los síntomas principales de la violencia de que son víctimas, es la depresión y la deserción escolar.

Hay violaciones perpetradas incluso por maestros y padres de familia de los adolescentes, por ello es urgente que se eleve a grado constitucional el tema de la protección a la juventud, para defender con mecanismos más eficaces la formación de los jóvenes e impedir este tipo de agresiones. “Que ocurra esto en nuestro país es un dato lastimoso y repugnante”, afirmó Oliveros.

El Diputado contó a El Semanario que su oficina móvil, es la única en el país que cuenta con un número gratuito para que el ciudadano pueda llamar sin que le cueste para hacer sus gestiones.

Esta oficina de seis por cuatro metros, cuenta con dos espacios de atención. En uno de ellos, cuenta con 10 computadoras con acceso a internet e impartirán cursos exprés de los principales programas y herramientas de las computadoras, como Word o Excel. El otro espacio es un consultorio médico con un pequeño dispensario en el que se dan consultas y campañas de prevención en distintas problemáticas de salud. Durante la atención, a un costado se instala un inflable para que los niños se diviertan mientras las madres reciben atención médica.

Deja un comentario