La imagen de la mamá de hoy II

Diana


El impacto de tu imagen personal en todos los roles de tu vida, es hoy en día muy importante pues no olvides que la primera impresión es la que cuenta y después es muy difícil cambiarla; pero lo que es aún más importantes que lo mejor de ti, lo proyectes a quienes viven contigo, con tu familia, antes que con nadie más.

En casa, también la imagen cuenta:

Para descansar, elige ropa informal si, pero no las clásicas fachas y mucho menos lo hagas constantemente. Prefiere adquirir prendas cómodas de buena calidad, de acuerdo a tu estilo y elimínalas cuando ya estén desgastadas.

 

  • Trata de realizar tus rituales de belleza a solas, sobre todo si se trata de mascarillas, tratamientos naturales en el cabello, etcétera, busca un momento a solas, que nadie te vea.
  • No pierdas la oportunidad de lucir una linda pijama y con estilo, elimina las clásicas camisetas de segunda mano, aunque son muy cómodas, no son lo ideal.
  • Aunque estés en casa y sea un día para estar en familia, arréglate, aplica lo mínimo de maquillaje y usa esa fragancia que tanto te gusta.
  • Te recuerdo que el ejemplo es lo mejor, si tus hijos ven en su vida cotidiana que te interesa tu imagen ante ellos, ellos harán lo mismo en su vida, desde un inicio.
  • La comodidad no está peleada con una imagen ideal.

 

Y si eres mamá trabajadora y la oficina o los negocios son uno más de los muchos roles que desempeñas, el consejo es vestirte de acuerdo a la formalidad que se requiere. Te comparto los siguientes consejos de imagen:

  • El perfume: debes usarlo con moderación, de manera que no incomodes a los demás. El secreto está en que debe percibirse cuando estás tu, no antes de que llegues ni cuando te vas. Aplícalo en las zonas de las coyunturas, nunca en cabello ni sobre la piel.
  • Prefiere utilizar un blazier si decides ponerte un vestido o blusa sin mangas, el estilo y la etiqueta así lo marcan.
  • Dale especial importancia a tu bolsa, ésta debe ser proporcional a tu escala, ni más grande ni más pequeña; aunque deberás elegir entre ésta y un portafolio, portar las dos al mismo tiempo, sería un error de imagen.
  • Evita los brillos, transparencias y escotes, estos podrían enviar mensajes equivocados.
  • Las minifaldas no son un a prenda ideal para lo profesional, resérvalas para lo social.
  • Lo ideal es que las blusas o camisas ejecutivas no vayan desfajadas, pero es importante que determines si esto te favorece de acuerdo a tu tipo de cuerpo y medidas, podrías caer un error.
  • Las faldas más cómodas sin duda, son las que van a la rodilla, además esto es lo permitido en imagen. En cualquier lugar al que vayas, lucirás muy bien.
  • Los pantalones también son una buena elección, solo cuida el estilo, que sea el ejecutivo, recto y de colores neutros y sobrios; el largo ideal es a la mitad de tu tacón o un poco más abajo.
  • Los zapatos son un elemento fundamental para el rol de mamá y para lo profesional, porque hablamos de un accesorio por demás femenino, que a todas nos encanta, pero que también debe aportarnos comodidad y estilo. Te sugiero que uses las zapatillas cerradas, no plataforma ni sandalias, lo ideal es el tacón del 4 al 7. La buena noticia es que en la actualidad existen los cómodos “flats”, pero deberán ser de piel y colores combinables. Si así lo decides, lleva unos siempre contigo, podrás cambiarlo en un momento del día en el que te sientas muy cansada y no perderás el estilo. ¡Se vale!
  • Tu maquillaje debe ser sobrio, recuerda, sin exageraciones. Aprende a maquillarte para día y para noche, esto marcará la diferencia. Retoca constantemente durante el día. Evita el desagradable brillo en el rostro.
  • Y por último, recuerda que como te sientes por dentro, lo reflejas con tu apariencia. Si te sientes bien, te ves bien. ¡Proyecta lo mejor de ti!

Haz que las cosas sucedan… y que te sucedan a ti

@dianpre

Deja un comentario