Primer Informe de Gobierno de Márquez

Fernando García

El jueves pude presenciar el primer informe de gobierno de Miguel Márquez. Fue un evento sobrio, bien manejado en cuanto a la logística y con un lleno total, me llamó la atención un grupo numeroso de perredistas de la expresión del jefe estatal Hugo Estefanía, quienes estuvieron muy atentos y respetuosos cosa que no los ha caracterizado en nuestros tiempos, note dos ausencias la del ex gobernador Juan Manuel Oliva y de la Alcaldesa Barbará Botello, el gobernador estuvo arropado por los gobernadores de Puebla Rafael Moreno Valle, el gobernador de Sonora Guillermo Padrés, el jefe nacional del PAN Gustavo Madero, Ernesto Cordero en su carácter de presidente del Senado, como representante del Presidente Peña Nieto estuvo el secretario de economía Idelfonso Guajardo; quién parecía artista de Hollywood era el jefe de gobierno del DF Miguel Ángel Mancera, quien se llevó la tarde, era asediado por las mujeres presentes y le pedían fotografías y autógrafos. En cuanto a los integrantes del gabinete, dos de ellos parecían los encargados de las redes sociales y se la pasaban con un ojo al gato y el otro al garabato ya que tuitearon más que un joven de secundaria.

Ya en su informe, Márquez se llevó 25 minutos en agradecimientos a todo mundo dijo que su gobierno está hecho para las personas y me pregunto, si no es así ¿entonces para quién? Habló de honestidad, su bandera más importante en la gestión, dijo “cuidaré hasta el último centavo”, y pues eso tampoco es algo que no sea su obligación  y la de cualquier funcionario público. Es fundamental cuidar los dineros públicos, Márquez tiene como prioridad demostrar su honestidad, y yo estoy seguro que es un hombre honesto; pero ¿para qué enfatizarlo? En mi opinión, la prioridad no debe ser nunca remarcar las cualidades de los gobernantes, la prioridad es la acción de gobierno, la que llega al ciudadano.

En este informe, el Gobernador tuvo que informar tres meses de gestión de Oliva, siete de López Santillana y respecto a su periodo (septiembre-diciembre del 2012) presumió la creación del Instituto para la Atención del Migrante Guanajuatense, el Instituto para la Discapacidad y la creación de 190 consejos de participación ciudadana, así como la creación de sus reuniones denominadas Día del Alcalde. Ahora solo falta esperar que además de la tan “cantada” honestidad, haya resultados sí honestos, pero también útiles, efectivos y añorados por el bien de Guanajuato.

Deja un comentario