Para la Cirugía Mayor

Gerardo Mosqueda

En un quirófano se practican toda clase de cirugías, para una cirugía mayor se requieren condiciones adicionales y precauciones especiales enfocadas a que se tenga bajo control el mayor número de riesgos; si es que quieren salir del quirófano con buenas noticias.

En la Asamblea Nacional extraordinaria del PAN, que se está iniciando en los tiempos que ésta colaboración se escribe, se espera que se dé una cirugía mayor.

La secretaria general del Partido Acción Nacional, Cecilia Romero comunica a la opinión pública su expectativa: la asamblea será una cirugía mayor.

Sólo puedo estar segura que sabe de qué está hablando.

¿Quiénes son los cirujanos? ¿A quién van a intervenir?

Por lo pronto arranca la asamblea sin cuórum, quizá para el medio día ya esté completo. El instrumental médico será un documento de reforma estatutaria, los 130 artículos que lo integran es el motivo de conflicto entre los grupos que insisten en hacer valer su fuerza política y los controles de estructuras, así que hay quien piensa que es el mejor instrumento y quienes piensan que ni siquiera es importante la reforma estatutaria, es decir hay quien piensa que se requiere una cirugía mayor y quien piensa que el partido no está enfermo de nada, que lo que hay que hacer es “sacar del quirófano a los cirujanos”..

El hecho es que hoy inicia la asamblea extraordinaria del PAN, que tiene por propósito una reforma estatutaria, que están llegando los interesados a la asamblea, que hay grupos que no quieren esos estatutos y quienes piensan que el tema no son los estatutos sino los dirigentes del partido que ya fueron rebasados por las realidades de los resultados electorales del 2012.

El grupo del expresidente Calderón se atrincheró en el senado y recién le pone amenazas al dirigente nacional diciéndole que 22 de los 38 senadores no están de acuerdo con su presidente de partido, mientras en la cámara de diputados el coordinador del grupo parlamentario se consolida en la defensa de los planteamientos del presidente, tiene cierta lógica; aspira a ser presidente del partido.

¿En qué va a consistir la cirugía? Le van a amputar algún órgano. Se plantea desaparecer la comisión de elecciones. (Equivale al IFE interno), hay propuestas para suplir esa funciones.

El estatuto es el bisturí para sacar del consejo, del comité, de la estructura en general, es decir cortar algunos grupos que han operado las tareas de afiliación al partido y que luego fueron usadas para apoyar las candidaturas que obedecieran a sus intereses.

Parece que hay un acuerdo: cambiar los estatutos. La discusión es a quien afectarán y a quien beneficiarán. Implícitamente, el reconocimiento de grupos antagónicos es el fondo de la polémica que se encuentra ubicada en los cuadros dirigentes, no en todas las estructuras.

Lo que se ve es una lucha por hacer valer sus posiciones en la estructura de dirección del partido…

No es la construcción de acuerdos para un partido fuerte y congruente en su doctrina, es decir, el que busca sumar voluntades para servir a la sociedad. Esa es una afirmación que le va bien a los militantes de a pie, los dirigentes tienen que velar por sus posiciones político-partidistas y como dijo el propio presidente Madero, seguir siendo funcionales a los gobernantes en turno, a los que tuvieron su turno y no supieron que hacer con él, a los que piensan que el escenario aún alcanza para que les toque su turno…

Hoy es posible la agenda de acuerdos políticos hacia el interior de PAN, como ha sido posible durante las más de siete décadas de vida del partido.

La altura de miras que se demanda de los consejeros y miembros de comités no espera; el País tiene prisa y un partido no puede verse en el pobre papel de sabotear la agenda nacional, está obligado a tomar la vanguardia, despojándose de ambiciones personales y reconocer que está a prueba la visión de bien común, que es la esencia de la vida del partido, con lo que nos hemos identificado miles de mexicanos.

La unidad del PAN sólo será a partir de la vivencia de la doctrina, nunca a partir de un conjunto de reglas de operación. Mientras le llamen cambio de estatutos a la lucha interna de posiciones de control político se estarán llevando entre los pies a la lealtad de los militantes que creen en el México del bien común.

¡Este no es un asunto de “buenas voluntades”, es un asunto de eficacia en la acción!
No es un asunto de ingenuidad doctrinal, es de agudeza en la visión, para entender que el partido se fortalece con las actitudes generosas, de donde se desprende el noble lema del PAN.

Para tocar fondo en la vida interna del PAN, hay que ir a las raíces del mismo, es decir, a la doctrina, de la cual seguramente quien se ocupa de conocerla, termina identificándose con los principios, que es lo que, precisamente se encuentra en el fondo de la vida del partido.

A un buen número de dirigentes, consejeros, “lideres” del partido les hará mucho bien conocer la doctrina del PAN.

Hasta la próxima en PROSPECTIVA.

Deja un comentario