Lo importante, dice Sara Gutiérrez Carbajo, es “dar lo que te duela y no lo que te sobra”

Desde hace ya 22 años, la señora Sara Gutiérrez Carbajo ha tenido la voluntad de dar de comer a un grupo de ancianos de San Luis de la Paz, con los que no sólo comparte el alimento, sino vivencias, experiencias y parte de su tiempo.

La señora Sara platicó a El Semanario que desde niña tuvo la inquietud de hacer algo por los demás, recordando que cuando tenía 9 años fue invitada a dar el bautizo a una señora de edad avanzada en Misión de Chichimecas, desde ahí y a lo largo de su vida ha mantenido esa visión de ayudar con lo que pueda.

Es partidaria de la frase “da lo que te duela y no lo que te sobra”, ya que explica que cuando uno da a manos llenas, esta situación tarde o temprano se regresa, por lo que trata de compartir lo que tiene para hacer que las personas se sientan bien.

No obstante, a Sara no le gusta ser protagonista, ni hacer que se le reconozca lo que hace, prefiere el anonimato, pues tiene la firme convicción de que lo que hace es de corazón para ayudar a sus semejantes.

Alimentar y compartir tiempo con los ancianos es una de las mejores experiencias en su vida, destacando que “un poco de tiempo y amor no me quita nada, estamos acostumbrados a juzgar, pero no hacemos empatía con la gente”.

Recuerda que empezó con un grupo 9 ancianitos, pero a lo largo de estos años se ha incrementado, por lo que ahora son entre 60 y 70, llegando a un máximo de 90 a los que cada semana les da con apoyo de otras voluntarias una comida completa de sopa, arroz, guisado, agua, totillas, pan y un postre.

Sara se separó de su marido cuando sus dos hijas eran pequeñas, por lo que ingresó a la vida laboral desempeñándose en áreas administrativas para sacar a sus dos hijas adelante y aunque recuerda que algunos momentos no han sido fáciles, siempre tuvo el temple y las ganas de dar todo para que aquellas niñas hoy sean mujeres profesionistas.

Hace aproximadamente un año, cuando recibió la noticia de que no podría caminar debido a que desde muy pequeña tuvo que ser intervenida en varias ocasiones por padecer poliomielitis, aunado a una fractura de fémur y tibia, además de la osteomielitis que le impide el apoyo de sus piernas, pensó: “Dios, ya me diste la oportunidad de caminar mucho”, recibiendo de la mejor forma esta situación, lo cual no le limita en su vida y en su lucha diaria por los demás.

Son tantos buenos recuerdos los de su niñez  y su juventud en San Luis de la Paz, en la época de los 60´s cuando en el mercado nuevo era plaza de toros y venían los ídolos de ese tiempo como Enrique Guzmán y César Costa.

Recuerda también sus recorridos en bicicletas, los cuales disfrutaba mucho, algunos días en los que disfrutaba de estar en contacto con la naturaleza, llevando y desmoronando galletas para observar cómo las hormigas se las llevaban.

De la misma forma evoca la Explanada Matamoros en la que en ese tiempo había cocodrilos de piedra, así como los columpios y juegos para los niños, aquél lugar en el que presenció la más impactante lluvia de estrellas, en la que mucha gente se arrodilló pensando en que quizá sería el fin del mundo.

 Su comida favorita son los frijoles y el arroz; aunque ahora es diabética también le gustan los postres como el pay de queso, un flan con almendras que hacía su mamá, pero eso sí acompañado de un rico café.

One comment on “Lo importante, dice Sara Gutiérrez Carbajo, es “dar lo que te duela y no lo que te sobra”

  1. lachicharra dice:

    NADA MAS BONITO QUE EL DAR AMOR, TODOS LOS SERES QUE ESTAMOS AQUI VENIMOS A DAR AMOR, PERO POCAS PERSONAS LO HACE, FELICIDADES DE CORAZON, SU RECOMPENSA AQUI ES VER CARAS FELICES, PERO PIENSO QUE EN SU CORAZON YA SE SIENTE SATISFECHA. ES LO MEJOR.

Deja un comentario