¡Felicidades Mujer!

Fernando García

En unos días más, para precisar el próximo 8 de marzo, celebraremos el Día Internacional de la Mujer. Y bueno, en los municipios se alistan eventos, conferencias, pronunciamientos políticos y claro todo actor político con un poco de visión busca los reflectores ese día; como no hacerlo si la población femenina es mayor que la masculina.

Pero, querido lector, yo invitaría a celebrar a la mujer todos los días, por el solo hecho de ser mujer, celebrarla con todo el corazón pero con acciones. Las estadísticas marcan un incremento en la violencia intrafamiliar, y por qué no buscamos incrementar las estadísticas de mujeres más contentas, mujeres valoradas.

La mujer es siempre la parte fuerte de nuestra familia, es quien guía, es quien busca el mejor camino para nuestros hijos, las mujeres son fundamentales para el crecimiento de la patria. En nuestra región aún hay quienes no hacen negociaciones con mujeres, hay quienes piensan que no se pueden “rebajar” a negociar con una mujer y eso es un grave error. Las mujeres casi siempre son más ordenadas y por ello son mejores en las negociaciones.

Una amiga religiosa me decía, que para terminar con el machismo en México bastaría tan sólo con reconocer un 10% de las capacidades de las mujeres y tiene razón, la capacidad de la mujer es maravillosa, todos lo vemos a diario en casa, desde muy temprano a preparar desayunos, el refrigerio para la escuela, llevar a los niños a la escuela, preparan la comida, realizan labores de la casa, atienden sus propios negocios, ayudan a las tareas de los hijos y del esposo y todavía tienen fuerza para dar palabras de aliento a quien lo necesite.

Desde esta columna, yo quiero dar las gracias a todas por eso, por ser mujeres, por ser parte de nuestras vidas, este mundo sin mujeres no podría tener vida. Gracias a todas las mujeres por su fortaleza y por todo lo que nos dan a diario. Cambiemos esa frase: “Detrás de un gran hombre hay una gran mujer” porque la realidad es que  “Al lado de un hombre exitoso existe la fortaleza de una gran mujer”.

Deja un comentario