Sirviéndose con la cuchara grande…

Fernando García

¿Llevó Usted un registro de cuántas veces siendo candidato  el ahora Presidente de su Municipio habló de beneficiar a la población? Yo no lo hice. Pero recuerdo muy bien sus palabras y todos sabemos cuáles fueron las promesas.

Ya en el gobierno, arrancando nuevo ejercicio fiscal, cuando aparentemente todos los alcaldes entrantes llegaron con muchas ganas y nuevamente nos hablaron de acciones a favor de la gente, algunos no tardaron en sacar el cobre.

Y es que más del 50% de los Ayuntamientos guanajuatenses no respetaron la recomendación del Congreso local, en la que se sugerían montos tope a los que debían ajustarse alcaldes, síndicos y regidores de los 46 Ayuntamientos. Algunos aumentos fueron hasta del 100%.

Me parece una absoluta falta de respeto a la ciudadanía. Punto. ¿Cuánta gente en nuestra región padece cada día para obtener un pobre ingreso que casi nunca es suficiente para poder sostener dignamente a su familia? ¿Cuánta gente desempleada? ¿Para cuántas acciones alcanzan con ese incremento? ¿Para cuántas despensas, pisos o techos alcanza?

La verdad es que el edil que aprueba un incremento así, desmedido, no merece gobernar. No merece ser el representante de una mayoría en desventaja que no gana ni la décima parte que él.

Y habrá quien diga que no es delito, que la sugerencia es sólo sugerencia y no obliga, y dirán quizá, porque ya circulan algunos, pretextos obtusos y ocurrencias. Pero el tiempo dará la razón a quien la tenga y que Dios nos preste vida para verlo.

Deja un comentario