Cuidemos a nuestros hijos

Fernando García

La semana pasada les informamos sobre el hallazgo del cuerpo del joven Ángel Octavio quién desapareciera el miércoles 6 de febrero, más allá de las causas o de las investigaciones, quisiera hacer un alto en esta lamentable historia y hacer algunas anotaciones: Tuve la oportunidad de platicar con los padres de este muchacho antes de saber que lo habían asesinado y al igual que muchos de nosotros he caído en la cuenta de que en la mayoría de las ocasiones no conocemos en su totalidad a nuestros hijos. Quizá pensamos que como se comportan en la casa es cómo se comportan afuera, pero no sucede así, es importante que nos ocupemos más en dialogar todos los días con ellos, que conozcamos a sus compañeros de escuela, a sus amigos, en tener un mapa más especifico de su entorno.

También hay que mostrarles nuestro amor y fomentar en ellos los valores más elementales. Es también muy importante que cuidemos y recomendemos que nuestros hijos saliendo de las escuelas se dirijan inmediatamente a sus hogares, que nos hablen o les hablemos para saber que están bien. Me acuerdo cuando era niño que mis padres nos recomendaban “si alguien toca la puerta no abras” esta frase tan sencilla nos hacía sentir observados y protegidos o queridos; debemos de fomentar el amor y las buenas costumbres, cuando ocurre un hecho como lo de la semana pasada la mayoría de nosotros nos quejamos de la inseguridad y de las autoridades, y aunque es verdad que las cosas cada vez son más difíciles en materia de seguridad, es cierto también que debemos de preguntarnos si estamos haciendo las cosas bien con nuestros jóvenes.

Deja un comentario