Toda una vida en el arte del pan

Juan Carlos García Dorado, artesano del pan en horno de leña nos platica que realiza el pan con gusto, su objetivo es seguir la tradición, aunque gane poco.

Originario del municipio de Victoria, Juan Carlos García Dorado de 40 años de edad es de los pocos panaderos que conservan la tradición de realizar pan artesanal, hecho totalmente a mano y empleando un horno de leña para la cocción.

Juan Carlos lleva alrededor de 15 años en el oficio, el cual es herencia familiar. Él nos cuenta que comenzó a involucrarse desde niño, ayudándole a su tío el señor Carlos Dorado Suárez en la panadería, todas las tardes al salir de la escuela, acudía a realizar sus actividades que eran el de limpiar las hojas, charolas y repartir el pan en los distintos negocios del municipio.

A medida que crecía, su tío le enseñaba a realizar el pan, desde la preparación de la masa, el tiempo de cocción y el decorado final.

Nos cuenta que este arte es tradición familiar, ya que su tío, conocido en el municipio como el Señor Carlitos, aprendió también desde niño la elaboración del pan, de manos de sus padres el Señor Concepción Dorado y la Señora Petra Suárez, los cuales también heredaron el oficio de sus padres.

Esta tradición, nos cuenta Juan Carlos, existe prácticamente desde la fundación del pueblo, y a pesar de la competencia y nuevas formas de preparar el pan, sigue vigente y con muy buenas ventas.

Nos comparte que en un museo de la ciudad de Guanajuato, se encuentra un artículo que le hicieron a su tío el señor Carlitos sobre el arte de su oficio.

Él platica que realiza el pan con gusto y se siente satisfecho al saber que a la gente le gusta, su objetivo es seguir la tradición, aunque gane poco.

Lo que le da la singularidad al pan, es que es hecho a mano, desde la preparación de la masa, puesto que en otros lugares emplean maquinaria para este proceso y los hornos para la cocción son de gas, por ello considera que la manera en que él lo elabora es  lo que le da un sabor especial.

Su día comienza a las seis de la mañana, para adquirir los ingredientes que necesita y comenzar la preparación de la masa, y poner la leña en el horno de ladrillo y concreto, para comenzar a sacar las primeras piezas de pan a las once de la mañana y empezar la repartición. En un día elabora alrededor de 3 mil piezas de pan.

Laboran con él tres jóvenes, a los que les está transmitiendo el oficio, y nos dice que espera que a ellos también les guste y sigan con la tradición, puesto que él no tiene descendencia desea dejar la enseñanza en al menos uno de ellos.

A pesar de que su oficio es desgastante le gusta mucho y le deja grandes satisfacciones, se enorgullece de ser de los pocos que siguen la tradición, dice que aunque el proceso sea más tardado, la sazón que le da al pan brinda un mejor sabor.

3 comments on “Toda una vida en el arte del pan

  1. Edgar Chavero dice:

    El continuar con estas tradiciones hacen que la historia de un pueblo perduren; felicidades por tu empeño y ardua labor de no solo preservar esta tradición sino de seguir haciendo que disfrutemos de ese delicioso pan.

  2. Marta Morelos dice:

    Ojala pudieron venir a Victoria y puedan realizarle la una entrevista a Don Miguel García, el vive en la calle Juarez a la altura del Jardín, el y sus padres iniciaron con estra tradición,además es el único en Victoria que prepara la fruta de horno, es un pan exquisito, El papá Miguel como ler dicen esta a punto de cumplir 100 años. Una persona humilde pero un sabio en su oficio.

Deja un comentario