Mucho ruido… y las nueces?

Cada seis o cada tres años en la sociedad se renueva (eso espero) la expectativa.. Ahora si nos van a resolver nuestros problemas, ahora sí; ya quedó un amigo en el gobierno con el cual podemos buscarle solución a nuestros problemas.

Sin proponérselo, al menos eso parece, se va conformando una nueva gestión de los servidores públicos, prevalecen los criterios de ” los que quedaron “.

Los que se asumen como ocupantes del ” círculo rojo “, comparten sesudos diagnósticos, sólo eso, pero les da suficiente espacio para motivar conjeturas y especulaciones que, por supuesto, hay que ” filtrar a los medios ” , así se va encaminando la gestión gubernamental, es decir, va quedando claro, al menos eso creen, como será el estilo del nuevo gobierno.

En los días que quedan, para que el Presidente Calderón le entregue el mando del ejecutivo federal al Presidente electo Enrique Peña, sigue la campaña mediática del gobierno del presidente. Caray. Seis años y no logró digerir que la sociedad esperó un Proyecto, así con mayúscula, hicieron muchas cosas, no logró comunicar un proyecto, pero sí logró desanimar a quienes trabajaron por el proyecto.

¿Cómo? La visión humanista puesta a trabajar por los mexicanos que menos tienen, menos puede y menos saben.
Donde la solidaridad hiciera posible reducir de manera sustantiva el número de personas en pobreza extrema, es decir donde se pueda decir que se erradicó el hambre de muchos mexicanos.

Donde se hiciera crecer el segmento de clase media, como el mejor síntoma de la adecuada distribución de la riqueza en el territorio Mexicano.

Donde la subsidiariedad del gobierno hiciera posible la generación de nuevas oportunidades para millones de mexicanos que encontraron que “ofrecer” a otros mexicanos, que también buscan su oportunidad.

Claro que son muchos temas, claro que tuvo todas las herramientas, la autoridad legal y los recursos materiales para ello.

Pasó a la historia, de cualquier modo, pasó.

En los estados el debate es similar, por fortuna de escala gubernamental menor, sin dejar de reconocer que todos somos México.

Se hace tanto ruido… Que la pregunta obligada es donde están las nueces?

Los ciudadanos eligieron mejores gobernantes, si hacer más ruido es igual a gobiernan mejor, ya se hubiera pensado en convertirlo en un indicador de competitividad, ahora que está de moda, hablar de indicadores, de observatorios, de calificaciones bursátiles, etc.

La traducción concreta es Profesionalización Gubernamental, servidores públicos que hagan de su profesión una vocación de servicio, que se esfuerzan en saber más, pare servir mejor, es decir, más rápido, más eficaz, honorable, con innovación en todas sus tareas, solo por Servir, como si eso fuera poco, cuando en realidad lo es todo.

Formando equipos de trabajo, no grupo de presión, resultado de sus compromisos particulares, cuando lo que se requiere es poner el mayor bien de la sociedad sobre los beneficios particulares que tiene a su alcance toda persona que ejerce la autoridad en la sociedad.

El nuevo presidente y los nuevos gobernadores tendrán unos dos mil días para ejercer la oportunidad que tienen de servir, los alcaldes y diputados tendrán unos mil, por favor, no agoten los días en mucho ruido, la sociedad espera gestiones que surjan desde el respeto a la dignidad de los ciudadanos. Es el modo de ser un México mejor, si pensamos que es el que queremos para nuestras nuevas generaciones.

Hasta la próxima en PROSPECTIVA!

Deja un comentario