Márquez no quiere ser Presidente

Miguel Márquez no quiere ser candidato a nada. Eso es lo que dice el gobernador cada que le preguntan por sus aspiraciones. Márquez suele decir que quiere ser un buen gobernador y nada más.

Habría qué ver si lo cumple. Pero de ser así sería el primer gobernador del PAN que no quiere ser Presidente de México o funcionario del gobierno federal. Los anteriores siempre tuvieron sueños políticos, después de la gubernatura.

Vicente Fox Quesada fue gobernador de Guanajuato y se dedicó a hacer campaña para la Presidencia de la República. Fox fue un pésimo gobernador, pero un buen candidato. Juan Carlos Romero Hicks fue gobernador y al mismo tiempo trató de colarse al gabinete de Felipe Calderón. Y lo logró. Salió del gobierno del Estado y entró a Conacyt.

Y Juan Manuel Oliva también quería ser candidato a la Presidencia. De hecho operó en todo el país en función de una eventual candidatura, pero al final se le cayó. Oliva renunció a la posibilidad de contender por la Presidencia de México y se hizo a un lado. Aunque siempre mantuvo el sueño de ser el dirigente nacional del Partido Acción Nacional.

Ahora Márquez es distinto.

Dicen que hay varios grupos políticos que le han propuesto comenzar a trabajar en función del 2018 y Márquez los ha rechazado. De hecho ha dicho abiertamente a los panistas que no quiere ser presidente de México.

Hay panistas que le ven posibilidades. Es el único que ganó en 2012, tiene carisma y buena imagen, pero él no quiere hablar de eso. Márquez prefiere hablar de Guanajuato y no de México.

Incluso su proyecto está construido en función de hacer un buen gobierno y no en función de un proyecto político. Tiene desprecio por las redes políticas en los municipios y no muestra interés por hacer amarres con panistas a nivel nacional. Márquez actúa en realidad como si no quisiera ser candidato.

Ya veremos.

Deja un comentario