Etiqueta en la mesa

En esta ocasión te voy a compartir algunas de las reglas de etiqueta en la mesa, pues una de las cosas a las que no le debemos restar importancia es cómo ser un buen anfitrión; por supuesto, no está de más conocer estos detalles que sin duda, marcan la diferencia a la hora de tener invitados en casa.

Cuando me refiero a la etiqueta en la mesa, hablo del conjunto de normas de educación a la hora de comer en grupo y que incluye el correcto manejo de los utensilios, mantelería, recepción de invitados y alimentos.

La idea es que al tener estos detalles en mente y llevarlos a cabo en tus reuniones y convivencias sociales, te sientas en total libertad, cómodo y te enfoques en lo realmente importante: disfrutar la compañía.

En esta primera entrega te hablaré del mantel, la vajilla y algunos tips de los cubiertos.

Manteles: Muy importante, puesto que es el vestido principal de la mesa, debe cubrirla por completo, pero sin colgar hasta el suelo. El color más utilizado por lo que representa, pero además por su elegancia, es el blanco; sin embrago, también se recomienda utilizar el marfil o colores pasteles.

Un consejo muy útil es que debajo del mantel se puede colocar una tela artificial o de algodón para atenuar los ruidos de la vajilla.

En el caso del cubre mantel, lo ideal es que sea de un color contrastante para que luzca y si se combina con algún otro toque especial de la reunión, que mejor.

La vajilla: No puede faltar en tu mesa, tanto a diario como en las ocasiones especiales. Actualmente encuentras en los almacenes vajillas de diversos materiales, pero las más recomendables son las de loza o porcelana. Prefiere un diseño clásico, válido para cualquier ocasión y por supuesto, es una de las mejores inversiones para el hogar, elije una de buena calidad.

Como mínimo, tu vajilla debe tener lo más básico: platos hondos, platos extendidos y los platos de postre. Sin embargo, en ocasiones especiales, vale la pena usarlas con platos y tazas de consomé, salseras, sopera, platos especiales para ensalada y poner al centro.

Cuidado con respetar los espacios, la distancia recomendable entre un servicio y otro es de mínimo 45 centímetros y dos o tres dedos del borde de la mesa.

Otro consejo útil es que tengas cuidado si decides incluir elementos poco comunes de una vajilla, esto puede poner en aprietos a tus invitados.

Los cubiertos: Gran detalle, no solo para presentar la mesa, sino también al momento de comenzar a comer. Las reglas de etiqueta para utilizarlos correctamente son sencillas, los más alejados del plato son los primeros en usarse y los más cercanos al plato son los últimos.

El tenedor se coloca a la izquierda del plato, con los dientes hacia arriba. El cuchillo a la derecha con el filo hacia adentro; la cuchara, a la derecha del cuchillo con la concavidad hacia arriba. Puedes incluir cucharitas o tenedores pequeños para postre, estos van arriba del plato; pero es muy válido ponerlos al momento de servir. Importante, estos se colocan 3 ó 4 centímetros a la distancia del plato.

En la siguiente entrega te daré algunas recomendaciones del uso de los cubiertos, la decoración de la mesa y la cristalería. Recuerda que lo más importante es que te sientas cómodo y dedicado a disfrutar el momento.

Haz que las cosas sucedan… y que te sucedan a ti!

diana@iuuconsultores.com

Deja un comentario