Editorial

La salud propia, la de la familia, la de la comunidad, la salud pública en general es quizá el tema más sensible para todos. Cuando ésta se ve comprometida, la crisis personal y familiar es de enorme magnitud, y cuando de una buena atención médica depende la vida, ni que decir de la relevancia que adquiere.

La ética en general, en la vida, debiera ser la primera regla que rija en las instituciones. Y la ética profesional y la ética del servidor público reunidos en un médico de un hospital público son definitivamente un tema de interés público.

Los comentarios se vierten sobre este tema, a propósito de la primera nota de esta edición. No podemos imaginar la angustia que sufre un padre de familia que ve a su hijo debatirse entre la vida y la muerte y darse cuenta de que quizá, una decisión le hubiera salvado la vida. No hay palabras para describirlo, nuestra solidaridad humana está con él y su familia. Lo demás, tendrá que arreglarse por las vías institucionales y legales.

Por otro lado, queridos lectores, queremos compartirles con gran alegría el lanzamiento de nuestra página de internet, con las notas de nuestro impreso y más, podrán consultarlas en www.el-semanario.net . Este es un espacio, al igual que el impreso, construido para la libertad de expresión, que les compartimos con gusto con  la sola limitación del respeto. Esperamos sus comentarios. 

Deja un comentario