Inteligencia Existencial

 

Ariel Rodríguez

“Hasta que lo inconsciente no se haga consciente,

el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida y tú lo llamarás destino.”

Carl Jung

La inteligencia es asociada con los procesos racionales y con la memoria. Las habilidades matemáticas, la cantidad de información que un sujeto retiene o los conocimientos adquiridos,  son indicadores de esa concepción de inteligencia. Pero,  ¿qué es verdaderamente ser inteligente? Hoy quiero compartir contigo una idea de inteligencia que, para evitar confusiones, lo llamaremos: Inteligencia existencial. ¿Qué es? La capacidad de ser feliz. ¿Así de simple? Sí.

Seguramente, todos hemos conocido personas que, al margen de la información que manejan, o su bagaje cultural, son felices. Podríamos decir también que han conseguido lo que se proponen, que disfrutan lo que son y lo que tienen. Esa es una persona con inteligencia existencial.  Una afectividad integrada y sana, una expectativa realista de mis posibilidades y las del mundo que construyo, relaciones ricas y productivas, finanzas personales maduras, son algunos de los indicadores de esta inteligencia.

¿Cómo desarrollar mi inteligencia existencial? ¿Cómo ser feliz? ¿Cómo debo relacionarme con los demás (las personas a quienes amo o con quienes trabajo)? Son interrogantes que nos hacemos en el camino de ser mejores personas.

En esta columna compartiremos algunas respuestas a estas interrogantes, y a su vez, podremos hurgar juntos  más preguntas en torno a los caminos de tu felicidad y la mía. Sin fórmulas simplistas, evitando los clichés, sabiendo que tú y yo tenemos metas distintas y por tanto caminos diferentes.

Bienvenidos a este espacio donde tu inteligencia y la mía se ponen a prueba. Si te acercas a lo que sueñas, sabremos que vamos en la ruta correcta. ¡Gracias por ser!… y a partir de este encuentro de palabras, seamos hoy todo lo que podemos ser.

Deja un comentario