Category: Nuestra gente

Grupo de adultos Nueva Vida, apuesta por una vida feliz; cantan y bailan.

66ES14 Grupo adultos mayores Nueva Vida

San Luis de la Paz | Adela H. Esquivel | 7 de julio de 2014

Ejemplo de vida, así son ellos,  el grupo de Adultos Mayores Nueva Vida de la comunidad de San Nicolás del Carmen, quienes bailan y disfrutan de las actividades que realizan apoyados por la promotora Evangelina Reynosa y el Centro Gerontológico del Sistema DIF Municipal.

Este grupo de adultos, se capacita  y disfruta del baile, actividad que los ha llevado a participar en los municipios de Santa Catarina y Victoria, estimulándolos para seguir adelante en el grupo de baile, además de realiza manualidades en bordado, pintura y tejido.

“Yo estoy feliz de participar en este grupo, antes me sentía triste, deprimida y mi vida pasaba en mi casa cuidando a  mis nietos, es bonito,  pero sin duda es mejor estar activos y ser partícipes de estas actividades que nos distraen, nos motivan y hasta las enfermedades nos quitan, yo invito a las personas de la tercera edad para que se acerquen a sus grupo de adultos mayores y se den la oportunidad de conocer lo que se hace”, declaró la señora Graciana Álvarez Martínez, integrante del grupo Nueva Vida.

Leonardo Yael: Gran mini ciclista ludovicense

46ES11N1 Nuestra gente Leonardo Yael

San Luis de la Paz | Amy García

 “Estoy enviciado con la bici”, dice Leonardo Yael Rivera Duarte, un niño de tan sólo 10 años que ha cosechado varios triunfos en el ciclismo y que va por más, pues su mentalidad triunfadora, su entusiasmo y la actitud positiva lo han llevado a destacar en esta disciplina.

Ha sido un digno representante del municipio, pues ha ganado diversos concursos a nivel regional y ha sido invitado a participar llevándose medallas en otros estados de la república.

Por ello, Leonardo Yael es el orgullo de sus padres y debería ser también un ejemplo para todos los ludovicenses, pues de las 9 carreras en las que ha participado, ha ganado 6 y ha conseguido estar dentro de los tres primeros lugares en las demás.

Este pequeño nos compartió que el inicio de esta aventura fue hace sólo 3 años: “Me gustó mucho, empecé desde los 7 años y estoy enviciado con la bici”.

A Leonardo Yael se le nota en la mirada el gusto y la sed de triunfo en cada carrera, pues al preguntarle qué piensa cuando está compitiendo, seguro como el triunfador que es, dice: “yo quiero ganar”.

Y efectivamente, es un luchador incansable, pues su mamá nos platica que desde que inició en el ciclismo es muy disciplinado, se apura a hacer su tarea para irse a entrenar tres veces por semana dos horas.

La mamá de este pequeño triunfador nos cuenta que ha sido un ejemplo de lucha para ella y su familia, ya que “él me ha enseñado a no rendirme, en las fotografías es el más pequeño, pero me ha enseñado que el trabajo no importa, todo está en la cabeza y las ganas”.

Agrega: “Él me dice: con ritmo, acuérdate, y yo pienso si él puede por qué yo no (…), es esfuerzo que hace en cada competencia me deja una enorme satisfacción y enseñanza”.

Y es que Leonardo Yael también ha servido de ejemplo para sus compañeros y otras personas, quienes le dicen a su mamá que tiene “chispa y cadencia”, que pedalea de una forma diferente, comentarios que a su vez sirven a Yael de motivación.

La última competencia regional que ganó fue un campeonato en el que participaron Guanajuato, Morelia y San Luis Potosí, llevándose el primer lugar y otra de las competencias ganadas en la que sorprendió fue el Popobyte en Puebla, ya que en plena competencia se ponchó su llanta, lo cual lo provocó una gran tristeza, pero no se rindió, por lo que pidió participar en la siguiente categoría.

Dicha categoría era de niños de 12 años, participó y sorprendió quedando en primer lugar y obteniendo su medalla.

A pesar de la satisfacción de competir y ganar, nos comenta su mamá que hay algunos aspectos que se complican, ya que todo su equipo es muy costoso y aunque tiene apoyo parcial de una marca en ocasiones hay que hacer ajustes a su economía para apoyar a su hijo en las competencias.

Otro de los aspectos complicados es el hecho de levantarse temprano y acudir a la escuela después de una competencia, ya que la mayoría es efectuada los domingos y a pesar de que llegan muy tarde o casi de madrugada, al día siguiente tiene que acudir a clases y el resto de la familia también a sus actividades diarias.

Sin embargo, esto no ha sido motivo de que este triunfador deje de esforzarse y dar lo máximo en cada competencia, pues aunque es muy pronto para hablar de una carrera, él ya tiene bien definido su vida futura, ya que nos comparte que quiere ser ciclista y además estudiar Veterinaria.

A Leonardo Yael le gusta la lasaña y los rabioles, pero el sabor de la coliflor casi no es de su agrado, mas la alimentación de este pequeño incluye verduras y caldos recomendados por su nutriólogo para rendir al máximo.

Su próxima carrera es en febrero, por lo que sin importar el clima y los festejos, él se prepara para triunfar y seguir adelante en la disciplina que a él le apasiona.

“Desde los siete años veía mi nombre en un libro”: Cleo Gordoa

45ES11 Nuestra Gente Cleo Gordoa

San Luis de la Paz | Fernando García | 11 de noviembre de 2013

Dentro de la sección de “Nuestra Gente” tuvimos una charla muy amena con la escritora consentida de San Luis de la Paz, Cleotilde Guadalupe Gordoa de la Tejera, mejor conocida como Cleo Gordoa.

Cleo comenzó a escribir desde muy chica, desde los siete años de edad tenía muy claro lo que quería, a esa edad le dijo a su madre que quería que su nombre apareciera en un libro. Y cuando se jubiló de maestra recopiló varios de sus escritos y publicó su primer libro. Dice que le gusta más escribir poesía y cuentos.

Una de sus principales motivaciones en la vida es inculcar los valores a través de sus cuentos, “leyendo a los niños se crea un vínculo entre los padres o los abuelos con los infantes” y sirve para inculcar los valores que tanto se han perdido.

Su inspiración, dice, es cualquier cosa: una palabra, un momento, un atardecer, un amanecer.

Su trabajo más premiado es la poesía. Ha pedido que de su obra “Cuando se me acaben las palabras” a su muerte se inscriba ese texto en la lápida de su última morada.

Al preguntarle ¿a qué le llora Cleo? Nos dice sin más que a los amores que se van, pero asegura también que es muy feliz. Reafirmando que el llanto es necesario pero no eterno.

Sobre sus temores, dice que todos sus miedos han sido superados, por ejemplo, el miedo a las alturas y ahora lucha por no “tenerle miedo al miedo”.

Con respecto a la violencia contra las mujeres dice que “eso me molesta mucho, si el marido te golpea déjalo. A las mujeres les digo que vivan, que hagan lo que les guste, cuiden a sus hijos porque la violencia fija un patrón en la conducta de los menores.”

Al preguntarle lo que le falta por hacer, nos cuenta “pues mira, ya sembré muchos árboles, ya tengo a mis hijos que adoro con toda mi alma, ya escribí mis libros, solo me falta seguir escribiendo y seguir fomentando el rescate de valores, con apoyo o sin apoyo.”

Cleo Gordoa ha sido galardonada en otras partes del país y en otras partes del mundo. En San Luis Potosí una biblioteca lleva su nombre, en pocos días en Bolivia la nombrarán Embajadora Universal de la Cultura.

Sin apoyo del Estado ni del municipio, con recursos propios, reconocida en otros lugares del hemisferio y con una humildad y una entrega total para fomentar los valores a través de sus obras, Cleo seguirá siempre adelante disfrutando y viviendo del cariño de quienes hemos tenido la oportunidad de conocerla.

La auténtica miel de La Ciénega

43ES10 Nuestra Gente-Apicultor

San Luis de la Paz | Amy García | 21 de octubre de 2013

El señor José Antonio Hernández Sánchez es apicultor desde hace 15 años y ofrece al público la auténtica miel que se produce en los campos de la región, con el firme objetivo de contribuir a la mejora de la salud de las personas.

Entre los productos que ofrece está la miel virgen o pura, el polen, el propolio y la cera de abeja, el señor Hernández Sánchez nos comparte que el polen se puede utilizar para las infecciones en la garganta, así como para contrarrestar los problemas de sinusitis y asma.

Asimismo, no dijo que la cera sirve para la elaboración de otros productos como cremas, lápices labiales y barnices para abrillantar la madera.

Este apicultor es orgullosamente ludovicense, de La Ciénega y la miel pura o también llamada virgen es de diversas tonalidades, dependiendo del néctar de la que se recolecte, debido a la variedad de vegetación que hay en la región.

De esta manera, ofrece la miel clara o ámbar, rojiza, la oscura y la miel muy blanca; la elección la deja a los consumidores que en diversas ocasiones se dejan guiar por el gusto.

Mieles La Ciénega es el nombre de su pequeña empresa, la cual, nos platica que nació con la idea de mejorar la calidad de la salud de su familia, además de que el gusto por dedicarse a la apicultura fue heredada de su padre.

Respecto a los piquetes de abeja, el señor Hernández dice que él no es alérgico y lo máximo que ha recibido son 25 piquetes, pero también ha aprendido a conocerla y a convivir con ellas.

Nos explica que lo máximo de piquetes de abeja que puede recibir el ser humano son 80 aguijonazos, pues si es mayor la cantidad no lo resistiría.

De igual forma, recomendó a las personas que sean picadas por una abeja tomar la mayor cantidad de líquido posible mientras reciben atención médica, así como lavar la zona e incluso bañarse con agua fría para aliviar las molestias.

Este apicultor participó en la Expo Artesanal dentro de la Feria 2013, pero si usted desea adquirir sus productos, tiene 5 puntos de venta: la Carnicería de Don Pepé, el Modelorama de La Banda, en la dulcería que está junto a Comisión Federal de Electricidad (CFE), en la maicera frente a la ETI o en su domicilio ubicando en Avenida 20 de Noviembre 34 en La Ciénega,

Este apicultor nos comparte que ha sido exportador de miel a Japón y Alemania y sugiere a la sociedad no consumir ni dejarse engañar con la miel chatarra, pues aunque es de menor precio, también de baja calidad, pues el producto es rebajado.

Por ello, recomendó adquirir miel virgen, con él o con cualquier apicultor de la región, para garantizar el producto de calidad que el consumidor requiere.

“Para ser luchador es necesario amar la lucha libre y estar completamente locos”

34ES10 Nuestra Gente-Luchadores - copia

Dark Fénix, King Dragon y Doctor Maligno son tres integrantes del grupo de luchadores de San Luis de la Paz que llevan aproximadamente 2 años conformados practicando este deporte que a su vez conlleva una disciplina.

Vacilantes nos comparten: “Para ser luchador es necesario amar la lucha libre y estar completamente locos”.

Nos comentan que el gusto por practicar el deporte lo adquirieron desde temprana edad, pues a King Dragon, por ejemplo, sus papás lo llevaban a la Arena México y de ahí nació la inquietud de practicar este bonito deporte.

Lo que más disfrutan es sentir esa “adrenalina” en el cuadrilátero que la comparten con los aficionados, incluso comentar que la interacción con el público es una de las experiencias que más satisfacciones les da.

Y como todo, también existen desventajas, por ello los tres luchadores profesionales recomiendan tener un entrenamiento adecuado y constante para evitar lesiones, incluso nos refieren que hay luchadores que llevan 3 ó 4 años entrenando y que aún no suben al cuadrilátero porque el entrenador considera que no están listos.

Una de las finalidades de hacer difusión a este deporte en San Luis de la Paz, nos comenta Dark Fénix, es que los jóvenes se involucren y lo practiquen para evitar así que sean parte de muchos que se dedican a la vagancia o incluso pudieran ser victimas de otras adicciones.

Por su parte, el Doctor Maligno es médico y ejerce su profesión, la cual comparte con este deporte al que describe como completo buscando en lo personal a “tener a una vejez sana”.

Asimismo, nos platica que los luchadores deben ser un buen ejemplo para la gente, ya que también son causa de admiración y una especie de “héroes” para los niños que disfrutan de sus espectáculos.

Además de disfrutar la práctica de este deporte y todas las satisfacciones que les ha dado, este grupo de luchadores ha contribuido al beneficio social, pues pese a que no reciben apoyo del gobierno municipal, por iniciativa propia han brindando un espectáculo gratuito a beneficio de una niña con cáncer, hicieron una colecta de juguetes para Día de Reyes y una función contra el alcoholismo en el Palenque.

De igual forma, siguen invitando a los jóvenes a unirse a su grupo para evitar que éstos sean presa de vicios que afecten su salud.

Por ello, exhortan a la sociedad en general a practicar este deporte que es toda una disciplina, así que niños y niñas mayores de 9 años, jóvenes, señoritas y por qué no hasta personas adultas pueden unirse al grupo.

Este grupo práctica en el Fraccionamiento La Esperanza y pone a disposición para los lectores interesados el número telefónico (468) 105 61 03 para solicitar informes.

Y así, dejan un mensaje importante al señalar que” la lucha libre no es para agredir, sino es para dar un espectáculo, defenderse y practicar una disciplina no sólo dentro del ring, sino de la propia vida”.

Lo importante, dice Sara Gutiérrez Carbajo, es “dar lo que te duela y no lo que te sobra”

Desde hace ya 22 años, la señora Sara Gutiérrez Carbajo ha tenido la voluntad de dar de comer a un grupo de ancianos de San Luis de la Paz, con los que no sólo comparte el alimento, sino vivencias, experiencias y parte de su tiempo.

La señora Sara platicó a El Semanario que desde niña tuvo la inquietud de hacer algo por los demás, recordando que cuando tenía 9 años fue invitada a dar el bautizo a una señora de edad avanzada en Misión de Chichimecas, desde ahí y a lo largo de su vida ha mantenido esa visión de ayudar con lo que pueda.

Es partidaria de la frase “da lo que te duela y no lo que te sobra”, ya que explica que cuando uno da a manos llenas, esta situación tarde o temprano se regresa, por lo que trata de compartir lo que tiene para hacer que las personas se sientan bien.

No obstante, a Sara no le gusta ser protagonista, ni hacer que se le reconozca lo que hace, prefiere el anonimato, pues tiene la firme convicción de que lo que hace es de corazón para ayudar a sus semejantes. Leer más →

Madre María del Rocío Reyes Lozano

Consejera, amiga, amorosa, disciplinada y siempre dispuesta a ayudar a los demás; una mujer que transmite paz, armonía, pero sobre todo alegría, con esa sonrisa que le ilumina el rostro y que la caracteriza, así es la Madre María del Rocío Reyes Lozano.

Esta destacada religiosa ludovicense nos compartió un sabio mensaje: “La vida es muy corta, por más que vivamos 110 años si no eres feliz ¿para qué viviste? Dios nos hizo para ser felices”.

Sus 50 años al servicio de la educación le han dado un sinfín de satisfacciones, pero lo que más disfruta es brindar apoyo, escuchar y aconsejar a los jóvenes, a quienes hace llegar el amor que a ella le sobra.

Entusiasmada, la Madre Rocío recuerda su infancia en San Luis de la Paz, aquellos tiempos en los que corría y brincaba en el jardín y en el kiosko; con cierta añoranza evoca sitios que en la actualidad ya no son visitados como El Chorrito y otros manantiales, así como La Alameda, que algún tiempo, dice, estuvo llena de rosas. La visita a la nevería y los días de campo en el cerro son de los recuerdos más gratos, los cuales pertenecen a esa niñez en la que vivió plena y feliz.

En la adolescencia descubre su vocación, ya que en aquel tiempo no había secundarias en San Luis de la Paz, por lo que emigró a León, Guanajuato. Es a los 16 años cuando nos comenta: “Me di cuenta que yo no quería amar a un sólo hombre, yo quería amar a mucha gente”, refugiándose en la religión para cumplir este propósito.

La Madre Rocío disfruta de su vida religiosa, pues entre lo más placentero está el poder entregarse a los demás, hacer el bien, pero sobre todo ese momento espiritual de oración con Cristo. A la religiosa desde siempre le han gustado todos deportes, a excepción de la lucha libre, es fanática del futbol y fiel aficionada de las Chivas Rayadas del Guadalajara.

“Soy Chiva desde el vientre de mi madre, pero también le voy al León”, nos compartió, lo cual se ve reflejado en los diversos artículos del este club que se dejan ver en su oficina y a los que también les tiene cierto cariño.

Los cueritos, las enchiladas suizas, el pozole, los tamales y los chicharrones con pico de gallo, son sus platillos favoritos, y hablando de postres el pastel casero de limón con azúcar glas y los dulces de Día de Muertos son de su predilección.

Tres veces a la semana por las mañanas, la Madre Rocío lleva la comunión a enfermos, presos y personas de la tercena edad, a quienes también les comparte su tiempo para escucharlos y aconsejarlos.

Por las tardes funge como directora del Instituto La Paz, lo cual es una de las satisfacciones más importantes de su vida, pues goza de encaminar a los jóvenes, compartiéndoles el mensaje de que “la disciplina es la responsabilidad más grande, ahí se van formando los valores”.

Su formación académica es muy completa, ya que estudió la licenciatura en Ciencias Naturales, la especialidad en Biología, Física y Química, para concluir con la maestría en Formación Docente. De ahí su gusto por las plantas y animales, en particular con los peces.

Aunque señala que a los alumnos en algunas ocasiones los tiene que regañar por su propio bien, no puede esconder la amabilidad, el cariño y el apego que siente hacia ellos.