Category: Gerardo Mosqueda

Hiperconectados

Gerardo Mosqueda

Cuántos fenómenos sociales quisiéramos comprender en pocos términos, con pocos insumos de información y citando a pocos autores…, esto ya no es posible y menos tratándose del comportamiento colectivo generacional.

En el mundo de hoy es un poco presuntuoso atribuirle a un personaje mediático, a un fenómeno de alto impacto a través de las redes sociales, a la acción de un gran consorcio económico, a una crisis bélica, etcétera, que sea la causa de los cambios de época que estamos viviendo, sin duda de manera acelerada. Es multivariable, son muchas las causas que provocan estos cambios de época. Pero hoy se da una coincidencia entre las personas que estudian estos fenómenos.

Estamos instalados de lleno en los caracteres sociológicos de la generación Z, jóvenes, adolescentes, niños hiperconectados.

No es la principal característica, no hay una principal, hay varias y todas son principales; nacieron en la primera mitad de los noventa y hasta los primeros años del dos mil, tal vez del dos mil diez, algunos ya son becarios en algunas empresas, escriben poco a mano y leen poco, desarrollan habilidades motrices finas para las destrezas que requieren para producir letras.

Hoy representan aproximadamente el 26% de la población en el mundo y más del 86% utiliza Smartphone, el 68% compra en línea.

Hiperconectados

Tienen un amplio sentido del cuidado del medio ambiente y cierto talante ético- parece imponerse a la arrogancia de los jóvenes de la generación del milenio, es decir, empiezan a darse cuenta que ser descarado, arrogante, narcisista, presuntuoso no ha sido del todo aceptado y si bien son factores explotables para efectos de impactos mercadológicos, la nueva generación,  la Z, así como la generación milenio recibe de las universidades un espíritu emprendedor; la nueva generación tiene ya dificultades con el trabajo en equipo, generalmente encuentran un tutorial en la red, lo que los hace autodidactas, aunque prevalece la inteligencia para la solución de sus problemas.

En los perfiles que se han estructurado para comprenden a la generación Z, coinciden los investigadores de mercados, los observadores culturales y los pronosticadores de tendencias. Es el gran tema y promete grandes negocios y nuevas riquezas; a diferencia de la anterior generación que ha resultado un ilimitado mercado de consumidores, aunque sin la capacidad de consumo que promete la generación Z.

Esta nueva generación está saliendo de estudios de preparatoria y serán los principales influyentes en los jóvenes de las próximas dos décadas.

Cuando pienso en la generación Z, la tecnología es lo primero que se me viene a la mente; hay gente que ha forjado sus relaciones más estrechas en Tumblr, Instagram y Facebook. Es la respuesta de una chica de 16 años. Según el estudio publicado por Forbes.

 Es una generación que recibe información instantánea y pierde el interés en ella con la misma velocidad.

La generación milenio se adaptó rápidamente a comportamientos digitales, su adolescencia pasó por ipods y myspace; la generación Z se crea con Smartphone y se les dificulta identificar una época antes de las redes sociales.

Fueron formados por la generación X, no creen en las estructuras empresariales y tampoco en las gubernamentales.

Quieren cambiar al mundo, se acercan a reflexiones informadas por los contenidos que localizan fácilmente en la red, siguen sin saber cómo.

Al tiempo que ocupan espacios en los mercados de consumidores, de opinadores y de generadores de movimientos sociales; están desplazando a la generación del egoísmo, el narcisismo, “el selfie”, la obsesión por el consumo y la pasividad que conlleva.

Nace y crecen en un mundo azotado por el terrorismo, altos índices de delincuencia y problemas sociales que les afectan tanto  como la pobreza y el deterioro del medio ambiente.

Es un nuevo reto para los contenidos en la educación, en la formación por parte de los padres, especialmente los que se han creído que se puede suplir la formación por el pragmatismo del aprendizaje acelerado. Viviendo aceleradamente están encontrando de manera superficial las respuestas a sus inquietudes.

También es un nuevo reto la educación para las virtudes, es decir, para encontrar respuestas rápidas es mejor un tutorial en la red, para encontrar respuestas profundas hace falta encontrar la comunicación humana, donde se puede dar lo que somos y a su vez, asumir el reto de ser congruente con nuestras respuestas, cualquiera que ésta sea.

Para comprender a la generación Z no hace falta estar hiperconectado, él ya lo está, lo que viene bien es estar hipercomunicado.

@MosquedaGerardo

Se agotaron las ideas y también el sistema político

Gerardo Mosqueda

El presidente Peña acudió a la sede de la Organización de Naciones Unidas, le dieron a que leyera el mismo discurso del pacto por las reformas, el mismo que leyó cada vez que firmó una iniciativa para enviar al congreso, el mismo discurso para cerrar las reformas aprobadas por los del pacto por México y votadas por los diputados que siguen sin entender lo que votaron pero ya no importa, ahora hay una nueva legislatura, el mismo para su tercer informe de gobierno… La más trascendente de las reformas, la educativa, ya fue materia de discusión en el senado y el secretario Nuño dejó sin contestar los cuestionamientos de los senadores. Hay que seguir esperando a que le entiendan y después ver si estarán en capacidad de instrumentar los contenidos, corriendo el riesgo de llegar tarde, una vez más.

Si los temas educativos llegan a entusiasmar a los mexicanos es porque tienen el ingrediente sustantivo que involucra; se trata de los niños y los jóvenes de nuestro país, desde luego que no es un asunto menor.

Independientemente de cómo se aborde el tema, la importancia no está en duda; pero el presidente habla de las reformas estructurales en todos y cada uno de los foros donde se presenta. Con la credibilidad en su nivel más bajo, con parálisis económica y comunicando decisiones que dejan sin resolver el fondo, por ejemplo: decretar zonas económicas especiales para los salarios mínimos, iniciativa que fue descartada hace dos décadas y que hoy se aplica sin esperar un beneficio significativo en el ingreso familiar.

Las estructuras gubernamentales se reciclan, las políticas públicas se quedan cortas y los titulares del poder no acuerdan en función de una visión de gobierno. Acuerdan en función de cuotas de poder entre los grupos del partido del presidente, conducta que se recicla también en los ejecutivos estatales y municipales. Mientras tanto los temas transversales en la vida política del país siguen siendo la inseguridad, el desempleo, la corrupción gubernamental, los monopolios y en algún lugar de la agenda nacional estará atender al creciente número de pobres, la educación y salud de los mexicanos.

Las prioridades de la agenda, si las hay, pasan por el filtro de los partidos políticos y se produce una inviable combinación entre un presidencialismo irracional y una partidocracia operando desde el poder legislativo; los acuerdos políticos están sostenidos en negociaciones partidistas y siguen la lógica de los negocios lucrativos. Está en duda el liderazgo del ejecutivo para encabezar decisiones estructurales que reconozcan y combatan la corrupción por una sencilla razón: el presidente no tiene la probidad moral. Es decir, los mexicanos deberemos trabajar en la configuración de un nuevo sistema político mexicano donde se privilegie el acuerdo en función de las prioridades del país, anteponiendo la verdad y el bien para todos los mexicanos, empezando por los que menos tienen, los que menos pueden y los que menos saben.

La administración pública mexicana está a la deriva del pragmatismo, de los monopolios políticos, sindicales, mediáticos, partidistas y delincuenciales… Como ha venido sucediendo durante casi ocho décadas, en algunos momentos más belicosos, en otros más “civilizados”. Se agotaron las ideas, el sistema político mexicano también.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

@MosquedaGerardo

Para un pueblo de libres y valientes

Gerardo Mosqueda

La visita del Papa Francisco a Cuba y Estados Unidos seguirá penetrando en las sociedades de ambos países, en los poderes legislativos, en los poderes ejecutivos, en la conciencia colectiva, para transitar de una revolución comunista que se quedó vacía con sus contenidos ideológicos en una crisis generacional, apremiados de vincularse con el mundo moderno; el de las telecomunicaciones, el de la globalización, el del internet… Y al que el Papa le propone adoptar la revolución de la ternura, donde el centro es la persona y su dignidad, su derecho a la libertad y el respeto que cambia estructuras sociales.

Para seguir su visita al país más poderoso del mundo, donde cada paso que dio, cada mensaje que pronunció conducen a una convocatoria a reflexionar en la responsabilidad que tenemos con nuestra casa común, el medio ambiente, donde la armonía entre las naciones reclama dejar de lado ayudas crediticias que someten a naciones enteras y por generaciones, donde la venta de armas propicia destrucción y donde propone un mensaje de vida y esperanza para la humanidad anteponiéndolo a las acciones de destrucción y sometimiento de una naciones sobre otras provocando un éxodo de seres humanos superior en número al que provocó la segunda guerra mundial.

Volver a la familia como el eje transformador de las sociedades de nuestro tiempo, cuidando de los niños como el único tesoro dinámico que merece que les dejemos un mejor planeta, un mejor hogar común, haciendo un esfuerzo honesto por ciudad nuestro medio ambiente. Cuidando de los viejos que son la memoria testimonial de las sociedades, cuidando que nuestra relación humana no destruya, no corrompa, no contamine, no oprima a ningún ser humano.

Anteponer la ética en nuestras acciones, la sinceridad en nuestra comunicación, la responsabilidad en nuestras decisiones para disuadir conductas fundamentalistas que sirven de pretexto para la destrucción de nuestra propia civilización.

Por poderosos que se consideren; quien puede abrogarse el derecho de provocar que seres humanos mueran de hambre, sean desarraigados de su país y padezcan en su condición de migrantes.

El Papa hizo alusión al himno de Estados Unidos al referirse que hablaba ante una nación de libres y valientes, el mensaje no es sólo para los norteamericanos, es para todos, sin anteponer credo religioso. Aunque sólo en el congreso norteamericano puede decirles que es necesario detener la venta de armas y solo ante la Organización de Naciones Unidas puede decir que no se ha hecho lo suficiente para detener el daño irreversible que provoca el tráfico de drogas.

Para luego venir al encuentro mundial de familias y en medio de los testimonios que fueron a compartir, recordarle a la humanidad nuestra responsabilidad con nuestra casa común.

El Papa nos propone desde su humildad, desde su humanismo y con esperanza a regresarle el sentido a la solidaridad y a la subsidiariedad.

Actuando con honradez y con verdad… Difícil pero no imposible para quien sigue creyendo que se puede ser honesto y sincero… Por conveniencia y por pragmatismo.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

@MosquedaGerardo

Los presupuestos, las previsiones, las provisiones.

Gerardo Mosqueda

Con cena o sin ella, se terminaron las fiestas patrias, los festejos protocolarios, los viva México, las bandas presidenciales, la frivolidad en los vestidos de las “primeras damas”, las pifias de los gritones del 15 por la noche… Hasta el próximo año.

Es el tiempo de entrar a los temas presupuestales, cómo viene el gasto de los poderes públicos, con que prioridades, a que temas se les va a recortar el recurso. ¿Quién va a ser el austero?

Por ahora todos los gastos que se vinieron ejerciendo en el 2015 y años anteriores,  estaban debidamente justificados, perfectamente justificados, honestamente justificados… Siempre se han ejercido conforme a la normatividad vigente. Están a la mano todos los documentos, los dictámenes de las contralorías, de la transparencia, de la rendición de cuentas, auditorías y hasta certificaciones ante notario público… Así que las casas blancas, las presas en propiedad privada, los ranchos, el montón de inmuebles que compran los políticos, los viajes exóticos de sus hijos, las compras extravagantes de sus parejas sentimentales, las casas en París, los departamentos en Dubai, las obras de arte, etcétera, están debidamente requisitados para que no quepa la menor duda; fueron adquiridos con el dinero que provino de su trabajo…

¿Será por estas razones que nadie sabe explicar el enriquecimiento ilícito?

Cómo  se le va a hacer en los presupuestos del 2016 y siguientes para que se adelanten los porcentajes de los “moches”, (en efectivo, desde luego) para que se den por adelantado las comisiones, los diezmos, las cuotas para el gobernador y su equipo cercano, la caja de ahorro para la próxima campaña, el porcentaje que le corresponde al que organiza el carrusel, la gratificación para los que hacen los concursos y licitaciones de obras con todo y ganadores, antes de que salgan las bases de licitación.

El servidor público deberá de pensar seriamente como ejercer el recurso con los criterios de prioridades que se derivan de los muchos asuntos que atender desde la administración pública: alimentación, salud y educación, infraestructura para el desarrollo,  inversión para la generación de nuevos empleos, fortalecimiento de la planta productiva… Está claro, son los mismos conceptos, pero no puede ser el mismo orden, no puede ser la misma intensidad.

Es deseable que la contracción de nuestra economía, pese a que tenemos la inflación más baja en años 2.89 %, se aproveche como parte del escenario para entender que con honestidad se hace más.

No se trata de “robar poquito” como dijo el desvergonzado alcalde de Nayarit, que pese a su cinismo, nadie le finca responsabilidades y hasta pasa al anecdotario político como “simpático”.

Se trata de entender que habrá menos recursos a los estados y los municipios, independientemente de lo discutible que sea el criterio para la distribución de los recursos públicos, hoy el gasto corriente de gobierno sigue siendo deficitario, sigue creciendo la deuda pública. Anuncia que vendrán presupuestos base cero, no dice cómo, pero ya aclaró que no a todos los rubros del gasto se les va aplicar el criterio…

Lo lamentable es que las previsiones están en el sentido de proteger, desde ahora, lo que no quieren que se afecte a partir del próximo año, los meses que quedan de éste año están sirviendo para ajustar precios de las obras, como la del congreso que empezó en 180 millones de pesos y ya va en 700 millones, los edificios para que estrenen oficinas los trabajadores del gobierno que siguen ajustando los precios a la alza o nuestro “estimados” consejeros electorales que se ajustan los sueldos, cumpliendo su acuerdo con el gobernador, de aplicarse el ajuste con efecto retroactivo al mes de enero y tener una mejor “beca” los siguientes tres años, por lo menos.

También están aplicándose en la liquidación y finiquitos de los que no han sido suficientemente serviles con el “jefe”, así que se está depurando la estructura de gobierno, no he escrito: reduciendo la estructura de gobierno.

¿Será que los corruptos están resignándose a ser honestos a fuerza de ser austeros?

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

Dialogando entre optimistas

Gerardo Mosqueda

Durante la semana los medios destacaron todas y cada una de las declaraciones del presidente Peña; entendible, después de mandar su informe al congreso, de leer su mensaje del decálogo en palacio nacional y la interminable sesión de entrevistas concedidas a los periodistas más famosos, al menos para el staff del presidente, con cada uno fue preparado meticulosamente lo que le preguntarían. Ni una pregunta más sobre la casa blanca, nada que contenga la palabra corrupción, ni cambios en el gabinete, nada de comentarios especulativos y así sucesivamente.

El tema son los indicadores de la economía, pero no todos, sólo dos la tasa de inflación registrada al cierre de agosto y el número de nuevos contratados registrados en el IMSS. En efecto la inflación acumulada de agosto de 2014 a agosto de 2015 tuvo una baja registrada de dos décimas y el número de registros del IMSS tiene 70,000 empleos más con relación al mismo mes del año pasado… Así es que estamos ante los mínimos históricos en los dos indicadores.

Ningún indicador económico tiene comportamiento aislado, los aislamos para efectos de estudiarlos y si los separamos del resto de los indicadores del comportamiento económico del país es sólo por razones didácticas.

El presidente estaba cerrando su ciclo mediático del informe presidencial y al parecer, en las evaluaciones del tema le habría salido todo bien; hasta la anécdota de que se le caía la banda presidencial… De gira por su estado y con la autoestima alta, le salió muy natural llamarles la atención a los pesimistas.

Si a pesar de la paridad del peso frente al dólar, con sus respectivas medidas de rescate diario, saliendo a subastar el banco de México, para que no se dispare la especulación, los más de cuatrocientos mil empleos que no se han generado y que seguramente están en la informalidad, en el mejor de los casos. Sin que sea deseable la economía informal sigue representando el 60% de la economía del país, las tasas de registro de pobreza en México siguen indicando que crece el número de pobres, el gasto gubernamental sigue acumulando deuda, con la idea de que hay buenas calificaciones económico-financieras del país y todavía aguantamos más deuda; a pesar de los efectos negativos para la inversión productiva que produce la política fiscal y que será en los próximos días legislativos materia del debate, la balanza comercial se mueve en sentido negativo por el precio del dólar para la importación de bienes y servicios.

El presidente piensa que el país va bien, tiene dos motivos para ser optimista y para llamar la atención de los mexicanos, hace su esfuerzo por contagiarnos de no ser pesimistas.

Desde luego; si tengo que escoger entre pesimistas y no pesimistas, prefiero ser realista, tomar los indicadores como están, sin interpretaciones personales, sin sacar conclusiones apresuradas, es cierto que la inflación registra un mínimo histórico, está dos décimas menos que el año pasado en el mes de agosto. Si lo que se quiere comunicar es que la economía del país está bien… lo que hay que revisar es el optimismo del presidente y de su equipo de gobierno.

Con realismo se entiende mejor como son las medidas de esfuerzo que se deben tomar para generar el Crecimiento Económico que el país necesita, el tema es que la confianza de los mexicanos se traduzca en decisiones de inversión, de generación de proyectos que involucren a los mexicanos con su creatividad y capacidad comprobada de trabajo, para que tengan mejores ingresos y se reactiven otras áreas de la economía que están deprimidas.

Para el optimismo del gobierno dos décimas en la inflación es una buena señal, para el realismo económico, también es una buena señal pero se producen medidas de esfuerzo distintas…

Presidente el tema es: Crecimiento Económico.

Si el anuncio de “apretarse el cinturón” viniera acompañado de decisiones estructurales en materia fiscal con políticas que estimulen la inversión y no sólo sean mecanismos recaudatorios para suplir el gasto burocrático que se cubría con los ingresos petroleros; el realismo económico explicaría el realismo político.

Por ahora acompañaron al optimismo del presidente con una medida de austeridad: los invitados al grito de independencia desde palacio nacional, tendrán que cenar por su cuenta, igual que todos los mexicanos que llegan al zócalo y que no son invitados a pasar a palacio.

No habrá cena para los invitados del presidente. Hay que ahorrar. ¡Viva México!

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

@MosquedaGerardo

Otro ajuste a la baja

Gerardo Mosqueda

La última reunión de la junta de gobierno del Banco de México reconoce un nuevo ajuste al pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto. Como ustedes saben el Banco se ha caracterizado por mantener un rango en los índices del PIB nacional. Hasta antes de la semana que terminó su rango de pronóstico estaba entre 2 y 3 %, actuando siempre con mesura y teniendo que salir diario a subastar dólares para tratar de mantener la paridad del peso frente al dólar.

El nuevo pronóstico está entre 1.7 y 2.5 %, es decir nuestra economía se encuentra estancada, todos los ajustes en los pronósticos han sido a la baja desde que empezó el sexenio del presidente Peña y al parecer cerrarán los dos últimos trimestres con noticias similares: este año tampoco creceremos nuestra economía.

En los últimos 70 años hemos tenido variaciones en la inflación que van desde los 3400 % en el sexenio de presidente Echeverría, pasando por el 15 % del presidente Fox o el 24% del presidente Calderón. Por el momento la inflación acumulada del presidente Peña es de 24%, es decir, igual que Calderón pero en un tercio del tiempo.

La principal amenaza reconocida por el Banco de México y la mayoría de los analistas financieros consiste en un ajuste a las tasas de interés en la economía de Estados Unidos, el anuncio se esperaba para inicios del mes de agosto, ahora la expectativa es para septiembre, es decir, la fortaleza del dólar evidencia la fragilidad de nuestra moneda junto a todas las monedas de los llamados países emergentes, lo que cada quien quiera entender con ese término.

Es verdad que un efecto favorable de que suba el precio del dólar está en el eventual crecimiento de las exportaciones no petroleras, especialmente a Estados Unidos, sin embargo no es una variable suficientemente significativa y por el contrario afecta de manera grave por la parálisis en la generación de nuevos puestos de empleo y desde luego, mejor pagados.

Hace escasas dos semanas el CONEVAL dio a conocer su reporte bianual sobre la pobreza en nuestro país, sin sorpresas: el número de pobres creció, es decir, las políticas públicas de gasto social son un fracaso, el gasto público en los tres órdenes de gobierno sigue sin tener una normatividad que reduzca los desfalcos por corrupción y la propuesta de presupuesto base cero a partir del 2016 traerá confusión y descoordinación entre los gobiernos.

La falta de imaginación, de visión, de responsabilidad está llevando a las administraciones gubernamentales a revisar sus ingresos potenciales para asegurarse que puede pedir prestado y endosarle la deuda a las siguientes administraciones sin el menor esfuerzo de eficiente el gasto presupuestal y tratando de ocultar  la aplicación de recursos públicos con propósitos electorales que siempre será un factor proclive a la corrupción.

Por lo pronto la tendencia de crecimiento del PIB  es cero y  respecto a los nuevos  empleos que deberíamos estar generando, lamentablemente, en lo que queda de éste año, no se llegará a la meta del 1 100 000 nuevos empleos.  “El consuelo de tontos” consiste en pensar que otros países están peor que el nuestro, según el comentario del presidente Peña, a propósito de estos temas.

¿Cuantos ajustes va a tener que aguantar la sociedad? Todos a la baja.

@MosquedaGerardo

Si juntamos las piezas, hay unidad…

Gerardo Mosqueda

Queda muy poco tiempo para que los partidos políticos actualicen sus agendas y resuelvan con que dirigencias nacionales y estatales van a resolver su ingreso a las contiendas del próximo año.

Una tercera parte de las gubernaturas en el país serán renovadas por el voto de los ciudadanos y tiene sentido que se den prisa en evaluar y ajustar sus estructuras, nuevos elementos en el escenario político nacional le dieron al PRI la mayoría de los diputados federales, el objetivo de asegurarle el segundo trienio al presidente Peña con la legislatura a modo está cumplido; el PRI y sus partidos satélite representarán holgadamente esa mayoría, para lo que se ofrezca. La izquierda mexicana “fiel a sus tradiciones”, encontró todos los elementos para enfatizar sus diferencias y logró lo que no se propuso: atomizar sus votos. La vieja izquierda-maoísta, línea de masas, perdió su registro, la izquierda “democrática” llegó al día de la elección como pudo… con la más baja votación en su historia y todas las confrontaciones que se necesitan en un partido para lograr perder una elección, Morena le gana las posiciones políticas al PRD, las negociaciones de Dante Delgado resultaron excelentes y se reflejará en el número de diputados, esperaremos ver si en las estrategias legislativas también sucede lo mismo, el PAN involucionó y sus resultados fueron parecidos a los de veinticinco años atrás.

A todos los partidos les afectó el hartazgo de los ciudadanos por la información que fluye todos los días acerca de políticos ladrones, corrupción a todos los niveles, gobernadores comprando votos, operadores políticos manipulando ciudadanos, por decir lo menos, los bajos índices de votación en el país reflejan el malestar ciudadano y sin embargo, empezaremos el año 2016 cargado de temas electorales, así es la agenda política de nuestro país.

El partido que ha tomado la delantera en el tema de las contiendas internas es el PAN, urge que de a conocer la convocatoria para renovar la dirigencia nacional, por segunda vez se elegirá al presidente con el voto directo de los militantes, el primero fue Gustavo Madero, fortaleció su propuesta acompañado de Ricardo Anaya, siguió al pie de la letra el manual del control monopólico del poder, no compartió con los otros grupos y hoy se mueven en la estrategia de sacar un candidato de unidad, se evitarían entrar de nueva cuenta en la polémica de quien controla el padrón de militantes y como se va a comprar el voto de los militantes para seguir teniendo el control de la estructura. Es entendible que dentro de una organización política existan diferencias en la interpretación de su doctrina -si la tienen-, tengan diferencias en la concepción estratégica, hasta es entendible que difieran en los procedimientos para lograr sus fines, pero las diferencias entre los dirigentes de los partidos hoy son por el control del dinero de las prerrogativas, de las negociaciones turbias con los recursos para las obras y la proveeduría a la administración pública. Estas y otras razones parecidas se anteponen a la conducta ética y el respeto a la dignidad de las personas.

Los ciudadanos quieren ver a políticos que no se roban los recursos públicos, que no negocian con los delincuentes, que no anteponen sus intereses personales al bien común, que tiene prioridad por atender las urgencias de los mexicanos que menos tienen. Es posible que un acuerdo político se origine en el propósito de no robar y perseguir a los funcionarios ladrones, se estaría poniendo un cimiento sólido para la unidad que las organizaciones políticas necesitan. ¿Será de esa unidad de la que hablan?

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

@MosquedaGerardo