Category: Fernando García

De profesor a regidor y a perito fotográfico

Columna Fernando

El profesor José León Ledesma Jaramillo nos brindó un gran ejemplo el martes pasado. La lección a aprender es: ¿Cómo pasar de profesor a regidor, a policía, a organizador de ferias y ahora a perito fotográfico en un trienio? De él se puede aprender como imponer su voluntad sin que necesariamente le asista la razón.

Ahora dice, que las fotografías publicadas por este y otros medios impresos y electrónicos en el escandaloso caso de infractores encadenados en los separos de San Luis de la Paz no son reales. Que lo que vimos y supimos en medios nacionales y hasta internacionales en realidad se trata de montajes y que las personas que ahí aparecen lo hicieron por su voluntad y hasta “sonrientes”, según argumentó en la sesión privada de la que Gerardo Rodríguez Trejo salió prácticamente ileso y hasta premiado con goce de sueldo mientras pasa la tormenta, es decir, mientras dicen que investigan el caso.

Cabe aclarar de su “argumento” varias situaciones que trataré de explicar enumerándolas:

  1. Supongo que nada sabía sobre esta situación en su calidad de comisionado de seguridad, porque de lo contrario sería cómplice.
  2. Alega que de las fotografías mostradas no tiene certeza de su temporalidad. ¿De qué sí tiene certeza? ¿De su veracidad? Que lo diga.
  3. Que las fotografías no corresponden al color de la pared por lo que seguramente no son recientes. El material impreso y fotográfico que registraron los medios en su recorrido el viernes pasado muestra ese color amarillo en el guardapolvo de los pasillos, junto a la escalera en donde también había todavía cadenas y candados. Supongo que esa circunstancia quedó documentada también en la inspección del lugar que hizo la Subprocuradora de Derechos Humanos el lunes.
  4. ¿De dónde salen fotografías en las que los detenidos aparecen “sonrientes”? ¿Acaso él o la Dirección de Seguridad Pública tienen más material de vejaciones en su álbum fotográfico? ¿Documentan sus propias atrocidades? ¿Es una práctica cotidiana retratar detenidos en situaciones vulnerables? Vuelvo al primer punto ¿ya lo sabía?

Sobre el acuerdo que toma el ayuntamiento también tengo algunas preguntas, en calidad de ciudadano, supongo que ustedes que me leen también se las habrán planteado:

  1. ¿Por qué no se votó la aceptación de las renuncias que decía tener el Alcalde Interino?
  2. ¿Por qué dejar en manos de Contraloría Municipal la investigación si no es un asunto meramente administrativo? Sobre todo habiendo ya Consejo de Honor y Justicia y existiendo además probables hechos constitutivos de delitos y violaciones de derechos humanos? ¿Desde cuándo la contraloría es competente en esas materias?
  3. Si creen que destituir, aceptar renuncia, despedir o cualquier denominación que quieran darle a la separación definitiva de Gerardo Rodríguez Trejo es una ilegalidad ¿esa si les importa y otras no?

Lo de la legalidad lo comento porque el mismo día el regidor José León Ledesma Jaramillo dijo en sesión extraordinaria en la que se analizaba el presupeusto, para sorpresa de nadie o casi nadie, que no le importaban las disposiciones legales del FAISM sino que él se hacía responsable de lo que aprobara, como si la ley se pudiera incumplir por acuerdo o por decisión “soberana” de un regidor.

Y lo ha manifestado antes, frente a observaciones sobre el presupuesto del Órgano de Fiscalización Superior sobre los gastos de Feria aseguró que era un tema que no le preocupaba porque tenía respaldo del presidente y sus compañeros. Es decir, que para violar la ley basta que levanten la mano 12 personas y ya está.

El mensaje de la autoridad fue claro: Es preferible vulnerar los derechos de los ciudadanos pero jamás el del Director de Seguridad ¿No cree Usted?

Del acoso al suicidio en un paso (Y no nos dimos cuenta)

Columna Fernando

Hace algunos días, luego de platicar con mis hijas, me ronda una idea en la cabeza: ¡Qué mal estamos haciendo nuestro papel como sociedad!

El bullying cobró una vida más en días pasados en nuestro San Luis de la Paz. La segunda en tiempos recientes, recordemos que la primera nos sacudió a todos por la violencia y la inconsciencia, Ángel padeció de manera brutal las consecuencias del acoso escolar, el acoso se convirtió en delito.  

El caso reciente del que les hablo, es menos dramático en la forma, pero tiene el mismo origen.

Se trata de una chica de secundaria ejemplar. Alumna de excelencia, las mejores calificaciones, actividades extraescolares en las que también sobresalía, buena compañera, buena amiga; y con sobrepeso. Y éste fue motivo para que el acoso en su escuela llegara a los límites que hoy lamentamos. Su depresión, cada vez más honda, la llevó al suicidio.

¿Cuántas culpas hay en ese caso? ¿Desde que la acosaron hasta que perdió rendimiento en sus actividades, desde eso hasta que la depresión no la dejaba ser quien era, desde la depresión a hasta la decisión fatal? ¿En dónde estaban las autoridades escolares, los maestros, los orientadores, los amigos, los familiares, los padres?

A otra menor también de secundaria, sus compañeros le quitaron el celular, ahí había fotos suyas en ropa interior y ellos las compartieron en las redes sociales. El acoso no cesa. Ella ya no quiere salir de su casa, ya no quiere ir a la escuela, y es lógico. ¿En dónde estamos como sociedad frente a esto?

Los acosadores escolares bajo todos los perfiles son de cuidado. Unos más violentos que otros, unos más inconscientes que otros. Están los que irresposablemente se suman al acoso, los que imitan conductas, los que presumen poder y hasta nexos con el narco. Están en un grave problema si eso es verdad, pero frente a eso, tenemos a montones de adolescentes idolatrando ese modelo “rudo” de comportamiento, enamorándose del “malo” y sin medir las consecuencias.

Y la situación adquiere otros niveles cuando en perfiles sociales hay cuentas dedicas única y exclusivamente a la difamación de menores, que fulana anda con mengano y que ya tienen vida sexual. Es dramático el asunto, insultante y muy preocupante.

Hace tiempo les vengo hablando de este tema que me preocupa, me estremece pensar que estamos perdiendo a nuestros hijos en la inconsciencia general. Todos somos responsables y pieza clave para detener esta situación. Desde aquí hago una llamado a los que se identifican en estas líneas y como yo, piensan que sí podemos cambiar. Fomentemos el amor, la solidaridad, el apoyo mutuo, es urgente.

Tenemos gran tarea enfrente, sobre todo los padres de familia. Si trabajamos todo el día para que la familia viva mejor, estemos atentos a que de verdad vivan ¿No cree Usted?

Se fue Timoteo Villa ¿el peor o el mejor?

Columna Fernando

Todo lo que inicia también termina. Pero hay maneras de terminarlo. Hay ciclos que se cierran pero otros que los cierran a fuerza y a veces en las peores condiciones. Ayer el alcalde con licencia Timoteo Villa Ramírez cerró su ciclo como alcalde y abrió uno nuevo como aspirante a Diputado Federal por el Distrito I.

Don Timo va a un proceso de selección interna de su partido para ver si resulta vencedor y si lo logra, luego a una campaña y posterior elección constitucional. Ya “chapulineó” como se dice en estos tiempos. Para muchos pasará a la historia como el peor presidente de San Luis, para sus seguidores como el mejor. Siempre es así.

El mejor si les permitió ser funcionarios públicos y al mismo tiempo ocuparse de sus asuntos personales en horarios laborales con vehículo oficial y gastos pagados, fue el mejor para los que hicieron negocios a costa del erario público. El mejor jefe para no hacer el trabajo.

El peor para quienes reclamamos una mejor ciudad, para quienes queremos ver a San Luis de la Paz limpio, ordenado, seguro, con una administración pública eficiente y servicial. El peor para los que reciben en su casa agua de mala calidad y no hay ni autoridad a quién reclamarle. El peor para los que sufrimos la inseguridad, los robos, el peor para los que tienen un hijo, vecino o amigo al que los policías golpearon abusando del poder y la impunidad.

Porque lo malo no es querer hacer una carrera política a la que tiene derecho, lo malo es descubrir que el compromiso con los ludovicenses nunca fue del tamaño que prometió en la campaña que lo llevó a la Presidencia.

Lo malo es no haber cubierto las expectativas que generó y no cumplir su compromiso en el puesto, lo malo es la falta de respeto a la ciudadanía yéndose con tantos pendientes sin importar lo que deja atrás; lo malo es que siendo presidente y habiendo sido tesorero nos deje sin haber si quiera presentado un proyecto de Presupuesto de Egresos para este año cuando ya casi se acaba el primer mes.

Lo malo es haber usado la presidencia desde el 2012 pensando sólo en el 2015. Lo malo es pretender una elección de Estado pensando en funcionarios como en estructura electoral.

Para ganar una nueva elección cuenta ello. Lleva también su soberbia, su confianza en las voces de sus cercanos que le dicen que “sí se puede”. Pero para ganar no basta dinero y estructura si no se tienen la credibilidad y la confianza de la gente que vota. ¿No cree Usted?

La última y nos vamos…

Columna Fernando

Siempre hacia el final de un ciclo es necesario parar un poco para ver en retrospectiva lo que hicimos bien y lo que hicimos mal. Siempre es bueno realizar un balance del momento en el que cerramos ese ciclo para saber en dónde estamos parados y desde ahí arrancar nuevas metas.

Por eso este día como nunca, es propicio para hacer ese balance de cómo andan los asuntos públicos en San Luis de la Paz.

Me preocupa, como lo he compartido, sobre todo el tema de la seguridad. Cerramos el año con hechos que van desde golpes a ciudadanos por abuso de poder, pasando por un secuestro en nuestro territorio, asesinatos, ataques con armas en vía pública, asaltos a comercios, robo de vehículos a particulares en el propio estacionamiento del edificio de seguridad y hasta fuga de detenidos, por mencionar algunos.

Y es que no bastan las armas, ni el equipamiento. No basta la “capacitación” y el “entrenamiento”, ni bastarán, si los esfuerzos están encaminados a reprimir. No bastan porque los objetivos de prevención y proximidad social están ausentes. No basta la “voluntad” porque el líder dicta la medida. Cuándo lo que importa es mostrar poder, el abuso es el que impera.

Este gobierno priista, al que es difícil encontrarle el lado bueno porque lo malo los supera por mucho, no ha sabido escuchar las demandas ciudadanas, sordos y necios han privilegiado su propio empoderamiento con arrogancia frente a los problemas de los ciudadanos del día a día.

Cierto que hay obras que sientan bases de largo plazo: Una presa para la dotación de agua potable, pero con un manejo que no ha terminado de satisfacer a la población enviando agua a los hogares ludovicenses con serias fallas de calidad y muchos problemas al interior del organismo. Las obras de conducción dan problemas no por la obra por sí misma, sino por la falta de planeación y de cuidado y hasta de limpia de los escombros. ¿De veras es tan difícil?

Al embellecimiento del centro histórico, que ya se aplazó en tiempos previstos, le falta también planeación porque le falta comunicación de sentido social. ¿Qué es lo que molesta? ¿La inversión? Claro que no. A los ciudadanos nos molesta el engaño, el “ya merito”, la “obra de la mejor calidad” que se quiebra al segundo mes. Nos molesta la corrupción, nos molestan los funcionarios flojos, nos molesta “el favor” que se creen que nos hacen cuando es su obligación tenernos contentos y bien servidos.

Yo espero, lo digo con sinceridad, que este balance -no por ser mío- sea punto de partida de las metas del próximo año. También les confieso que no lo creo, pero que lo deseo porque quiero para San Luis de la Paz lo mejor para el año venidero. Les deseo un gran 2015, próspero y abundante. Ojalá también con un mejor gobierno ¿No cree Usted?

¿Otro Consejo de JAPASP destituido completo en menos de 1 año?

Columna Fernando

Aunque no hay anuncio oficial ni notificación formal, se dice que por segunda ocasión en el año fue destituido completo otro Consejo Directivo del Organismo Descentralizado Junta Municipal de  Agua Potable y Alcantarillado de San Luis de la Paz. Cabe recordar que en febrero pasado, el anterior Consejo fue cesado luego del resultado de una auditoria que revelaba graves irregularidades en el manejo financiero de la Junta y a pesar de las versiones en contrario de los integrantes de ese anterior Consejo, parecía válida una intervención de esa magnitud para comenzar a poner orden.

Sobre el papel que desde su nombramiento hasta entonces había desempeñado el director Julián González Espinosa, nada se dijo.

Apenas la semana pasada, este nuevo Consejo en un bien intencionado ejercicio de transparencia rindió un informe al que acudió el Presidente Municipal para expresar su respaldo y hasta lanzó la piedra al Gobierno del Estado sobre la responsabilidad de las molestias por las obras de sectorización. Pero esta semana, de nuevo, el Ayuntamiento decide cesar al Consejo de JAPASP completo cuando parecía que ya se enfilaba la aplicación del orden y de un nuevo modelo de gestión.

Tal parece a Timoteo Villa y a algunos miembros del Ayuntamiento les importa más defender a “su gente” y sus intereses personales y familiares que un interés mayor, el de hacer el mejor ejercicio gubernamental en un área de primera necesidad para la gente de San Luis de la Paz.

¿Por qué lo digo? Porque parece que es preferible destituir dos Consejos y más si fuera necesario antes que despedir al Director de la JAPASP Julián González Espinosa, hermano de la regidora María Eugenia González Espinosa. Preferible tener contenta a la comadre y de lado a la radio, que hacer un buen gobierno.

El argumento del Ayuntamiento para cesarlos es que el Consejo había despedido a seis trabajadores del Organismo por faltas administrativas y se habló incluso de quejas de trabajadoras por acoso laboral, pero pareciera  que eso no es importante, a pesar que esos despidos fueron recomendación del propio despacho que contratado por ellos realiza diagnóstico organizacional y auditoría. En reunión previa con el Alcalde, él mismo dijo que si debían irse que se fueran, que él no tenía compromiso con nadie.

Pero algunos regidores reviraron. Dicen que el Síndico Municipal, Antonio Méndez Rodríguez, le aseguró a la Contadora Karina Torres, una de los despedidos, que antes que irse ella, se iría todo el Consejo. Y parece que así será. Dicen también que todos los despedidos serán reinstalados.

De esta manera, a pesar de que el Consejo argumentó y habló con el Presidente de las razones por las que también debía irse Julián González, eso sí no lo aceptó y entonces se retractó de lo que ya había validado.

Entonces, los regidores salen a la defensa de sí mismos –así se entiende-, y contradicen su decisión de intervenir para arreglar el Organismo y todas las flores que en abril le habían puesto al nuevo Consejo asegurando que ahora sí íbamos en el rumbo correcto. De buenos y ejemplares ciudadanos, pasaron a abusivos, según su óptica.

¿De verdad creen que no nos damos cuenta que no es razonable que aleguen que se pasa por encima de sus facultades para no arreglar el fondo del asunto?

Ahí siguen y aumentan las observaciones del Órgano Fiscalización Superior, la falta de entrega de la cuenta pública y hasta acusaciones de tráfico de influencias, por ejemplo, beneficiar al Director de Obras Públicas de contratar una sola toma de agua en Pozos y distribuirla a varios terrenos.

Entonces ¿qué quiere o a favor de quién está el Ayuntamiento? Parece que de la sociedad no.

En el colmo del cinismo dicen los trabajadores del Organismo que al enterarse de su posible despido Julián González les dijo, “Yo soy como Don Porfirio, y a mí nadie me corre”. Y si el Director de la JAPASP no es responsable del personal, de las finanzas y de las acciones ¿entonces quién? ¿No cree Usted?

¿De qué nos cansamos los ciudadanos?

Columna Fernando

Hoy por hoy en las redes sociales todo es cansancio, metafórica e ingeniosamente hablando. El hashtag #YaMeCansé fue trendic topic en twitter y en facebook se extendió también hasta hacerse viral.

Pero más allá de la parodia, el sarcasmo y la indignación que causó la anecdótica frase dicha por el Procurador Jesús Murillo Karam en la conferencia de prensa del pasado viernes 7 de noviembre por la tarde, en la que anunció lo que oficialmente se dice al respecto de los 43 normalistas de Ayotzinapa, es realmente evidente el cansancio ciudadano.

Es eso, precisamente, lo que en mi opinión justifica todas y cada una de las acciones que en distintas expresiones se solidarizan con la causa de los normalistas y en general de los mexicanos.

Y es necesario advertir que no todo en las redes, en donde hay que decirlo se concentra la mayor parte de la información sobre Ayotizanapa, orígenes y consecuencias, ya sea a través de los principales medios de comunicación, medios independientes o las propias redes ciudadanas; es apoyo y acuerdo con las acciones de protesta.

Se dice también, que los normalistas eran aguerridos, que si no eran muy bien portados, que el cierre de las universidades no es justificable, que si los estudiantes quieren un mejor país que se pongan a estudiar, que si las manifestaciones afectan los derechos de terceros, que los hechos vandálicos que desvirtúan las protestas afectan más al país y que si la puerta de Palacio y que si el patrimonio nacional.

Lo cierto, es que la situación social no encuentra su origen solamente en los 43, sino en un hartazgo que llegó a este punto e inconteniblemente desbordó en los mexicanos la rabia contenida por largos años de abuso de poder y una correspondiente impunidad al cobijo de los gobiernos de todos los niveles y de todos los colores.

Hoy, estamos en las calles, en las redes y en las familias, gritando, clamando y exigiendo la justicia que se nos ha negado, a toda una nación, por los 43 y por los 28, por los más de 200 cuerpos encontrados en las búsqueda de los normalistas; por las muertas de Juárez, por la guardería ABC, por el Royal Casino, por Tlatlaya y por Ayotizinapa. Por las fosas de Guerrero y por las de Tamaulipas; por la violencia en Michoacán y en casi todo el país; por hoy y por ayer, por Tlatelolco, por Aguas Blancas, por Acteal.

Y también por Guanajuato. Por los feminicidios y los desaparecidos que sólo los ciudadanos vemos porque el gobierno insiste que no hay; por la doctora asesinada para robarle una laptop en León y el estudiante con la misma desgracia en plena vía pública y la luz del día. Por los robos, los asaltos y ejecuciones justo ahora que somos el Estado más vigilado con cámaras y “escudo”.

Y también por San Luis de la Paz, por los robos y los asaltos, por los abusos de poder y los golpes, por la simulación y la protección de los responsables; por nuestros desaparecidos. Por los 23 ludovicenses que salieron el 21 de marzo de 2011 y no volvimos ver.

El mismo viernes pasado por la noche, un contingente se sumó a una protesta que exigía la intervención de las autoridades para dar con el paradero de Carlos Hernández, un joven enfermero trabajador del Hospital Materno de San Luis de la Paz del que nada se sabe desde el 22 de octubre.

Veo un México dolido, profundamente indignado. Los mexicanos queremos y exigimos conocer la verdad, justicia para las víctimas y castigo para los culpables.

Y qué bueno que Murillo Karam salió a darnos la versión oficial de sus investigaciones, qué buen ejercicio de pedagogía social-jurídica para los mexicanos, qué bueno que esa puesta en común de la información para todos nos lleve a dudar, a preguntar y a sumar.

También qué bueno que sigamos en protesta y en pie de lucha cada uno a su manera. Me da esperanza que ya no callemos, porque entonces sí esta sacudida de consciencia nos llevará a otros asideros a componer todo lo demás que también se hace mal en el país.

Ruego porque los mexicanos salgamos fortalecidos y victoriosos de este proceso social angustiante y que el hartazgo no derive en verdadero cansancio porque hay muchas causas que nos necesitan en pie ¿No cree Usted?

El PAN en Guanajuato: Trujillo teje y Rodríguez desteje

Columna Fernando

Al más puro estilo de la espera de Penélope, parece que en el PAN en Guanajuato se teje de día y se desteje de noche. Hace apenas un par de meses, la nota era el novedoso método de selección de candidatos de ese Partido Político para encontrar a los mejores hombres y las mejores mujeres, que abanderarían campañas de ensueño.

A ello dedicó gran parte de su tiempo Gerardo Trujillo como líder estatal blanquiazul, y en cumplimiento de los estatutos de su Partido en la fase de preselección hizo alianzas, hizo acuerdos, reconcilió a los irreconciliables y abrió las puertas del CDE a quienes las tocaron.

Sin embargo, se dividió lo que dividido estaba y por los mismos motivos de siempre: El poder por el poder. Los intereses de grupo fueron más fuertes. Y es que ya adentro todos, no es lo mismo ‘panismo’ que ‘olivismo’, que ‘torresgracianismo’, que ‘villarrealismo’, que ‘oficialismo’ y otros ‘ismos’.

Y resultó que con “natural desconfianza”, el Gobernador movió sus piezas para garantizar que sus afines políticos tuvieran los espacios prometidos en las precampañas. Por ello, el PAN cambió de Secretario General en pleno proceso de preselección y tomó la estafeta el  incondicional de Márquez, Marco Antonio Rodríguez Vázquez.

Dicen los que saben, que este guerrero de las mil batallas electorales es de las confianzas de Márquez porque es bueno para los números en campaña por su profesión de ingeniería en sistemas, pero parece que la operación política no es lo suyo. Y ya lo había demostrado. Los mismos enterados, afirman que luego de su paso por el Congreso Local, salió abruptamente de la Delegación de la Secretaría Federal del Trabajo y luego de la Subsecretaría de Vinculación de la Secretaría de Gobierno del Estado por esa torpeza táctica con la gente, en especial con los políticos de oficio y su necedad de imponer su voluntad a toda costa.

De tal suerte, que el trabajo de unidad que Trujillo teje de día, Rodríguez lo desteje de noche. Tan sólo en San Luis de la Paz, por citar uno de los casos más graves, terminó ayer de un plumazo con la poca credibilidad que ya tenía el tan cantado proceso de selección al bajar de la contienda a los dos registrados para la asamblea a diez días de la elección de una manera muy poco digna, por citarlo en términos de la propia doctrina panista.

Encuentre Usted en sus actos el “respeto a la dignidad de la persona”, cuando cita en su oficina al Profesor Guillermo Rodríguez Contreras, -uno de los aspirantes-, y a su equipo, para bajo presión hacerle firmar una renuncia a contender por la candidatura básicamente porque es muy mayor de edad y de acuerdo con las encuestas el electorado espera candidatos jóvenes. Hombre, haberlo dicho antes. Antes de que él mismo le metiera mano a los resultados de las encuestas del proceso, antes de haber desacreditado a los primeros tres aspirantes, y sobre todo antes de haber registrado a estos otros dos. Haberlo pensado antes, porque ahora ya no sabe si volver a los anteriores tres o a uno o una nueva que según “sus números” sean mejor calificados.

Y es que aunque también le pidió su renuncia a la contienda a Edgar Alberto Olvera Contreras, -el otro aspirante registrado-, éste no la ha entregado y se sabe que probablemente acudirá a los tribunales electorales correspondientes a exigir que se respeten sus derechos políticos.

Pero el asunto llegó todavía más allá. Luego de escasos cinco minutos que Rodríguez Vázquez le dio al equipo de Guillermo Rodríguez para hablar a solas sobre la firma de la renuncia a la contienda, recibió respuesta negativa y entonces se desató un verdadero circo. Ya hasta les había prometido colocar en empleos en Gobierno del Estado a toda “su gente” y de pronto ya eran amenazas a cada uno de los presentes y hasta de los no presentes con llamar a la prensa para ventilar asuntos personales de cada uno de ellos si no accedían a salir del proceso. Por poco termina en golpes con el joven coordinador de la campaña del profesor Guillermo que apenas estaba en su primera experiencia política. ¿Pero qué necesidad?

Otro botón de muestra que aclara como la intervención del Secretario General del CDE del PAN en Guanajuato no calma tempestades, sino que hace más olas, es el caso del municipio de Pénjamo en donde parecía todo tranquilo para que Juan José García fuera por la candidatura municipal y Erandi Bermúdez por la de la diputación local del Distrito 18; pero luego de la llegada de Marco Rodríguez a la escena, se disputan la candidatura municipal Juan José García López, José Erandi Bermúdez Méndez y Raúl Contreras Chacón y 7 aspirantes la candidatura a la diputación local. Sí, leyó Usted bien, siete. No es difícil suponer que ahí el PAN no saldrá unido sino dividió en siete.

¿Y entonces? ¿No se supone que Marco Rodríguez llegaba al PAN a fortalecer los acuerdos entre los grupos y a ejecutar los deseos del Gobernador al interior del CDE? ¿O esos son los deseos de Márquez?

Luego de las acusaciones sobre Gerardo Trujillo y Jesús Correa de abrirle la puerta a La Loma se supone que Rodríguez Vázquez vendría a cerrarla, pero con estas decisiones cabe preguntarse ahora ¿quién está afuera y quién adentro? ¿O hay alguien que no está ordenando o alguien que no está obedeciendo?

Muchos en este escenario, no vemos como habrá manera de que el PAN salga fortalecido de este proceso preelectoral con tantas batallas intestinas y desgastes innecesarios. Todo está fuera de control. Debería el Secretario General dar ejemplo de agudeza política, apego a la legalidad y los principios de doctrina de su partido. Pero por mucho se nota más el error, la prepotencia y casi la desesperación. ¿No cree Usted?