Contraloría Municipal: La hora de los ciudadanos

MaryC Rivera

“El buen ciudadano es aquel que no puede tolerar en su patria un poder que pretende hacerse superior a la leyes.”

Marco Tulio Cicerón

¿Alguna vez frente a una nota periodística del quehacer público, de esas con las que uno no sabe si reír o llorar, te has preguntado qué le falta a la administración municipal para funcionar correctamente? Algunos pensamos que más que voluntad, orden y profesionalismo. Control interno, evaluación al desempeño, desarrollo administrativo, laboral y características más elementales como adecuada atención por auténticos servidores públicos.

No me lo vas a creer, pero ya existe desde hace mucho tiempo por ley, una dependencia que debe encargarse de eso, de prever, sugerir, sistematizar, vigilar y sancionar. Se llama Contraloría Municipal. ¿Y entonces…? Esa es la pregunta.

Hasta ahora (desde 1997), por disposición legal el Contralor ha sido elegido de entre una terna de propuestas que hacía la primera minoría en el Ayuntamiento, es decir, el segundo lugar de las elecciones. Aunque con un perfil específico entre el que destaca su formación académica en áreas legales, contables o administrativas, resultaba electo casi siempre un militante, más que afín, un incondicional  del partido proponente. Los resultados definitivamente no pueden generalizarse, han sido diversos en cada trienio y en cada lugar de Guanajuato.

Hay quienes tasan la poca presencia de litigios en tribunales administrativos que involucran a los contralores, demandantes o demandados, como un indicativo de éxito de la fórmula. Yo diría, que habiendo tantas problemáticas con procedimientos y funcionarios en todas las administraciones, resulta irreal que no haya correspondencia ni cercanía con el número de litigios formales de los son parte o emprenden y que eso lo que sí indica es que no hay un trabajo serio y profundo en el área.

Pero hoy esto puede cambiar porque está en mis manos la elección de un nuevo contralor para San Luis de la Paz en donde resido -en el caso tuyo en donde residas dentro del Estado-. Sí. En mis manos y en las tuyas, y en las de todas y todos. ¿Por qué? Por una reforma a la Ley Orgánica Municipal del Estado de Guanajuato (LOM), que aunque fue aprobada desde el 2012, por los tiempos que vivimos apenas será realidad su aplicación con los nuevos Ayuntamientos.

¿Específicamente de qué hablo? Mira: El artículo 131 de la LOM establece que el contralor será nombrado de entre una terna que proponga ahora el Presidente Municipal. De estos tres, quien obtenga mayoría de votos será contralor, pero precisamente estos tres deben haber sido propuestos por nosotros los ciudadanos mediante una consulta pública.

La forma en la que se hará la consulta debe ser establecida por el nuevo Ayuntamiento, de hecho en su reglamento interno, y debe garantizar la participación de las y los ciudadanos en particular y de la sociedad civil organizada, es decir, las asociaciones y grupos formalmente constituidos. Todos podemos opinar.

Que el Ayuntamiento lo nombre debe ocurrir a más tardar el 15 de noviembre próximo, por lo que el nuevo Ayuntamiento tendrá los días contados para proponer y acordar el mecanismo si es que se quiere que haya tiempo también para que los ciudadanos nos organicemos y propongamos.

Ojalá que sí. Que la apertura a la participación ciudadana, siempre viva y amada en los discursos electorales, se note desde el primer día, y no con porras en la Explanada Matamoros, sino con acciones afirmativas para que los ciudadanos tomemos las riendas del control, evaluación y seguimiento de planes, programas y funcionarios a través de un profesional que nos represente en la Contraloría.

Cabe destacar que la ley dice claramente que si no cumplen con el procedimiento la designación podrá ser nula y será una violación grave a la ley.

Por lo pronto, en la sesión del 10 de octubre seguramente se propondrá a un Encargado de Despacho que actúe mientras se realiza la consulta y tenemos contralor ciudadano.

No puedo dejar de decir que en mi opinión este ínter es una excelente oportunidad para que en un mes un encargado haga un verdadero ejercicio de verificación de la administración pública que termina con el informe de entrega recepción.

¿Quién será el Encargado? No lo sabemos. Yo esperaría no estén pensando alargarle de manera inútil el periodo a un contralor que lo que menos demostró fue controlar.

¿Y quién será nuestro nuevo Contralor? Vayamos pensándolo y organizándonos. Si tú eres un ludovicense profesional, honrado, con título en áreas contables, jurídicas o administrativas con experiencia laboral de al menos tres años y no eres dirigente de partido ni fuiste candidato en la pasada elección ni eres del Ayuntamiento que sale, podrías ser tú; él o ella.consulta_ciudadana

Suena retador. Sé que es más fácil quejarse y criticar. Pero dicho de otro modo, esta es la hora de los ciudadanos. Hay que construir. Involucrase y opinar también es una forma quejarse en positivo. Lo más importante del proceso que se avecina es que ejerzas ese derecho ciudadano a la consulta, es hoy, es ahora, porque “si no te quejas… no te quejes”.

@riveramcarmen

One comment on “Contraloría Municipal: La hora de los ciudadanos

  1. MERCEDES ZARATE RAMIREZ dice:

    Estoy a sus órdenes.

Deja un comentario