Patrullas sin llantas: ¿De qué tamaño es la “falta de liquidez” del Municipio?

Fotografía: César Rosas. Periódico AM.

Fotografía: César Rosas. Periódico AM.

San Luis de la Paz | Maricarmen Rivera | 14 de septiembre de 2015

Salió a colación la falta de liquidez en las arcas municipales de San Luis de la Paz casi sin querer en una sesión de Ayuntamiento realizada a principios del mes de agosto. A pregunta expresa de un regidor  de por qué el Sistema DIF municipal no atendía un asunto específico de menores infractores supimos que desde el mes de abril la paramunicipal no había recibido el subsidio mensual de 800 mil pesos que tiene aprobado y que había en ese momento dos meses de adeudos con proveedores pues la Tesorería Municipal sólo había pagado nóminas.

Fue entonces que el alcalde interino, Saúl Lino Martínez, dijo que el Municipio atravesaba por un “grave problema de liquidez” y la tesorería fue más allá revelando que por hacer pagos extraordinarios como por ejemplo, adeudos de Feria de 2014, no contaban con recursos.

Hoy la prensa estatal publica que San Luis de la Paz tiene en funciones sólo 7 patrullas, pues alrededor de otras 10 están descompuestas en la pensión o en talleres mecánicos precisamente por la falta de liquidez para pagar esos servicios.

El Periódico AM revela que recibió una denuncia anónima en la que se cuenta desde adentro de la corporación que algunas fallas sí son mecánicas, pero a otras patrullas simplemente les faltan neumáticos, son modelo 2013 apenas, pero para el servicio dan rondines hasta cuatro elementos por patrulla a falta de más unidades.

Además afirman que de las que funcionan, unas tienen cristales rotos, fallas en la dirección hidráulica, e incluso hay una cuyo asiento funciona gracias a una piedra de unos 10 kilos debajo, para sostenerlo.

En entrevista exclusiva realizada hace unas semanas al Alcalde Interino, El Semanario cuestionó los sobre la situación financiera municipal.

En una lógica más bien macroeconómica, dijo que debido a la caída del precio del barril en el mercado había una disminución en las participaciones que los municipios reciben y que son ajustes que se han tomado con responsabilidad haciendo replanteamientos en el gasto corriente y en gastos superfluos e incluso operativos para disminuirlos al máximo.

Explicó que con el balance hecho al 30 de junio, primer semestre del ejercicio fiscal, tenían ya claro el panorama para entregar cuentas a la próxima administración y saber cuánto es; por ello afirmó, se pidió al DIF que hiciera también un esfuerzo de austeridad como afirma, lo hace la administración central.

Sin embargo, al preguntar de cuánto había sido la reducción de participaciones federales, Lino Martínez replanteó que no, que no había habido recorte, por lo que se dedujo entonces que los ingresos propios eran el rubro afectado pero fuimos informados de que las recaudaciones andaban “bien”.

El Alcalde Interino hizo especial énfasis en que en el 2014 habían sido recibidos más de 5 millones de pesos por concepto de traslaciones de dominio de Mineral de Pozos, ingreso que no fue recibido este año y ahí el primer “faltante” de recursos para el 2015.

Cuestionado entonces sobre si había sido errático el presupuesto o había habido un ejercicio de planeación deficiente, negó que hubiera habido un mal presupuesto, dijo que “simplemente el del año pasado fue referente”.

Y entonces “¿de qué tamaño es el déficit o la necesidad de recursos por cubrir?” se le inquirió, a ello recibimos un argumento sobre la desaceleración de la economía nacional y mundial y la “responsabilidad” con la que se estaban haciendo los ajustes, enfatizando el Alcalde que “nadie avizoraba estas condiciones económicas que el país está enfrentando desde hace unos 7 años”.

Lo cierto, es que los “contribuyentes” están afectados en sus finanzas personales y la del Municipio es sólo una consecuencia, concluyó, dejándonos sin saber de qué tamaño es la falta de liquidez municipal pero hoy no tenemos ni para llantas de las patrullas.

Deja un comentario