Prometer no empobrece… ¡cumplir engrandece!

Columna Fernando

Hace ya casi tres años, cuando iniciaron las actuales administraciones municipales tuve la oportunidad de platicar con la mayoría de los recién llegados Presidentes Municipales de las regiones norte y noreste.

Como suele ocurrir, en aquel momento tenían muy frescas las ideas y muy presentes los compromisos hechos con la ciudadanía para llegar ahí. Hablamos de sus prioridades, de sus planes y promesas de campaña, en fin, escuché de viva voz lo que en ese momento quisieron compartir al calor del entusiasmo primero de arrancar esa responsabilidad.

Hoy veo con gusto a aquel alcalde joven, claro, decidido, entusiasta también pero sobre todo muy comprometido con su gente. Me refiero a Adrián Hernández Alejandri de Dolores Hidalgo, la cuna de la independencia nacional.

Recuerdo muy  bien que en una entrevista me dijo que construiría una clínica para el tratamiento de pacientes de escasos recursos que requieren diálisis y hemodiálisis, un padecimiento con alta prevalencia en la zona que resulta muy costoso y desgastante para las familias, recuerdo que así quedó plasmado en su Plan de Gobierno.

Hoy esta clínica es casi una realidad, lo será para todos en el mes de septiembre cuando se tiene programada su puesta en marcha. Da gusto pensar que no se interpusieron entre Adrián y su objetivo los tiempos electorales, íres y venires del año electoral y año final de su administración. Un alcalde que deja claro que cuando se quiere se puede y no se quita el dedo del renglón. Con inversión netamente municipal cumplirá la palabra empeñada y sobre todo le hará bien a la sociedad que prometió servir.

Otro alcalde que si bien no comenzó el periodo de gobierno, desde su llegada a la primera silla en una administración que cada día se tornaba más caótica ha sido muy empeñoso para sacar todos los temas adelante; la escasez de agua en algunas comunidades, el mejoramiento de la imagen urbana en el centro, su preocupación por solucionar el drenaje en el centro. Mario Luis Arvizu Méndez de Doctor Mora ha demostrado que fue la mejor decisión que él encabezara esta administración.

Uno priista y el otro panista. Dos alcaldes que entendieron que en eso de ser gobierno hay asuntos más importantes que los partidos y la siguiente candidatura.

Bien dicen que prometer no empobrece. Yo creo que cumplir engrandece y que Adrián y Mayolo pasan a la historia de sus municipios con la frente en alto, con la serenidad que da el deber cumplido y mientras tanto a otros en la región les faltó visión, equipo, empuje, ganas u oficio ¿No cree Usted?

Deja un comentario