Se acerca el Día Mundial del Agua: nada que celebrar en San Luis de la Paz

Columna Fernando

El calendario de días conmemorativos o de celebración instituidos por la ONU tienen la intensión de señalar las problemáticas mundiales para recordarnos el sentido de la lucha a cada día. El próximo 22 de marzo se celebrará el día Mundial del Agua pero justo en esta coyuntura nacional y local, parece difícil encontrar qué celebrar en San Luis de la Paz.

La iniciativa de Ley General de Aguas dictaminada en la Cámara de Diputados el pasado 5 de marzo, parece vaciar de contenido sustantivo la reforma constitucional del artículo 4 hecha en el 2012 que establece el derecho humano al agua y saneamiento.

Conviene que estemos atentos y exijamos a nuestros representantes no dar marcha atrás en el contenido de este derecho que implica la disponibilidad, calidad, asequibilidad, sustentabilidad, accesibilidad sin discriminación y acceso a la información en materia de agua.

Y es que esta reforma es de suma importancia para todos como país, pero cobra un especial significado para San Luis de la Paz en donde parece que de casi todo adolecemos en materia de agua.

Cabe centrar la mirada en el tema de la calidad. Cuando creíamos que lo más delicado lo teníamos en las comunidades rurales, falta de suministro en algunas y por arsénico y flúor en otras; de pronto todos en la cabecera municipal y comunidades de la red tenemos problemas con el agua, de color, olor y sabor que no son aptos para el consumo humano. La crisis no es menor si pensamos en que los afectados en número, somos la mayoría de los ludovicenses en todo el territorio municipal.    

Antes el problema fue el desabasto, ahora el problema es la operación adecuada de la Planta tratadora de la Presa por decirlo de la manera más simple. Muchas explicaciones con cara de argumento nos ha dado; que si las lluvias, la tubería, nuestras instalaciones caseras, las algas y hasta la sensibilidad distinta de una a otra persona, pero ¿para cuándo hablamos de la capacidad de los funcionarios?

Porque si hubiera que encontrar la causa más profunda de la problemática del agua en San Luis de la Paz, creo que esa sería: un compromiso político. Un director que por ser hermano de alguien o hijo de alguien está protegido y parece que es inamovible.

Y así tenemos constructoras operando potabilizadoras, predios sin escrituras, indemnizaciones no pagadas, permisos a los amigos para andar en lanchas, teníamos un laboratorio sin laboratorista y probable corrupción en la compra de insumos químicos.

Dos Consejos de Japasp destituidos en lo que va del trienio, uno que no entregó, otro que está en procesos administrativos en la Contraloría, sin cuenta pública, con deudores, con irregularidades y favoritismos en el cobro de la cartera vencida, con un montón de recomendaciones administrativas que no se han solventado. Mejor le paramos.

Yo veo una gran oportunidad para el Alcalde Interino de hacer cambios también en esta área y buscar los mejores perfiles para resolver el problema más delicado que enfrentamos en este momento. Pero cabe aclarar que no lo pedimos como favor. Lo exigimos como derecho porque es su obligación. Ojalá nos demostraran con este tema toda su “voluntad”.  ¿No cree Usted?

Deja un comentario