Don José, músico integrante de la Banda de Viento Santa Cecilia en la década de 1950

72ES10 Nuestra Gente Don José músico Banda 1950 WEB

San Luis de la Paz | Adela. H. Esquivel | 29 de septiembre de 2014

José Navarro Arredondo de 86 años de edad, originario de  la comunidad de Hacienda de Jesús,  peluquero de profesión y ciudadano distinguido que en el año de 1949, a la edad de 18 años se integró como músico a la Banda de Viento Santa Cecilia,  misma que representó dignamente a San Luis de la Paz por diez años, siendo la única banda que hasta la fecha ha tenido.

Sin saber leer ni escribir, Don José comenta que su aprendizaje fue de manera lírica, acudiendo a los ensayos  que se realizaban en el estudio ubicado en el edificio de la Presidencia Municipal, con el Profesor Adalberto Hernández.

La participación que él tenía dentro de la asociación musical era tocar los platillos presentándose los días jueves y domingo en el kiosco del jardín,  presentaciones que recuerda como “la famosa Serenata”, que consistía en tocar música de viento a partir de las 7 de la noche. Tales funciones en ese tiempo se les retribuían económicamente con la cantidad de 15 pesos pagados por el municipio, en este caso por el tesorero el señor Rafael Robles.

La Serenata, consistía en tocar por dos horas música de viento, vals y marchas eran los principales sones, entre los temas que recordó nuestro entrevistado menciona el vals “Sobre las olas”, “La Marcha de Zacatecas”,  y marchas que se usaban en las corridas de toros.

Comenta, que participaban continuamente invitados por el charro Juan Echeverría, quien fuera fundador del Club de Charros en San Luis de la Paz, y Fidel Morín, para amenizar eventos en la plaza de toros llamaba Alberto Balderas y que se encontraba ubicada  en lo que hoy en día es el Mercado Hidalgo.

Asimismo habló sobre la participación de la Banda en festividades patronales, eventos patrios y desfiles,  invitados a participar por los señores, Concho Villegas, Agustín Villegas, Otoniel  Hernández,  Rubén  Martínez, Adolfo Briones, el doctor Francisco Rodríguez,  el ingeniero Luis Rangel  y Alberto Loyola, quienes eran los que formaban el patronato que organizaban todas esas ferias.

“Esas eran unas ceremonias muy bonitas y nos sacaban fotografías, nos tiraban confeti y serpentinas, todavía en ese tiempo el monumento a la bandera estaba aquí en frente donde era el cuartel, (lo que hoy en día se conoce como ex casa de cultura), había unos praditos por toda la línea de la calle y allí nos formábamos para salir al desfile”, recuerda Navarro Arredondo.

La Banda estaba integrada por 17 elementos masculinos,  al frente se encontraba el profesor Adalberto Hernández quién fungía como director,  quién también se desempeñaba como  carpintero teniendo su domicilio en la calle de Hidalgo,  y el profesor Concho Villegas, personajes que fueron los que se interesaron en la conformación de esta banda siendo la única hasta la fecha.

Adalberto Hernández,  Luis Vázquez, Florencio Vázquez, Marcelino Vázquez, Urbano Acacio,  Alberto Sánchez, Concho Villegas  son los nombres de algunos de los integrantes de esta Banda de la cual hasta hace poco se exhibía una fotografía en la Galería del Centro Cultural Ludovicense.

72ES10 Nuestra Gente Don José WEB

Cabe destacar que “Don José” es el único sobreviviente del grupo que conformaba la banda, quien nos comparte todos los datos citados en esta entrevista, recordando diversos capítulos  vividos en los años de 1949 a 1960.

Dejamos a continuación fragmentos textuales de la entrevista que amablemente otorgó para El Semanario, en el que nos narra sobre su vida personal y profesional.

“Teníamos el compromiso con la Presidencia de tocar los jueves de 7 a 9 de la noche y los domingos en la famosa Serenata aquí en el kiosco, así le llamaba el pueblo a la serenata de los domingos, tocábamos música de banda por dos horas, la gente daba vueltas al jardín, algunos bailaban, otros solamente escuchaban,  en aquel tiempo después de las 9 de la noche ya no se encontraba gente en el jardín, se quedaba solo”.

 “Los instrumentos nos los don el gobierno del estado de Guanajuato y luego ya en el año 1955, nos dieron uniformes color azul, ¡parecíamos cadetes!, y la palma del jardín estaba chiquita, y allí nos tomaron la foto que es la única que tengo, fue el 15 de septiembre de 1950´.”

“La Banda se terminó cuando falleció el profesor Concho, el día 22 de noviembre de 1959, a todos los conocí, se acabaron ellos y se acabo la Banda, de allí para acá nunca ha habido nadie que se interese en formar una banda como esa, y me da tristeza, cuando veo y oigo que vienen otras bandas de fueras aquí al municipio, desafortunadamente  de los integrantes nada mas quedo yo, Marcelino, murió hace dos años en México”.

“En ese tiempo yo estaba joven, trabajaba, mi profesión era peluquero y traía dinero, ganaba 15 pesos al mes y no feo, ¡nomas mal parecido!, tenia novias, otras medias novias, otras amantes, en total  fueron 32, lo malo de eso vivido, es que me gusto el alcohol y por eso nunca encontré matrimonio, hasta la fecha soy soltero, nunca tuve familia en ninguna parte”

 “Mi juventud se la dejé al juego, a los amoríos y al alcohol que me dejó una enfermedad que se llama úlcera, tengo una hernia, por consumir alcohol y cigarro, cuando uno es  joven y soltero le caen muchas perturbaciones…”.

“No me arrepiento, pero si hubiera cambiado algunas cosas,  si yo pudiera aconsejar a los jóvenes les diría que no fueran tan soberbios, se diviertan sano, la rebeldía es porque ya no hay conciencia y mucho tienen que ver los padres de familia en la falta de valores,  la vida es vivirla con responsabilidad, yo viví el gusto por dentro, ahorita gracias a dios estoy bien, contento, esto es parte de lo que yo he vivido en este pueblo”.

Deja un comentario