Crisis en chino significa oportunidad: Ana Roth

Crisis en chino significa oportunidad Ana Roth

Mineral de Pozos, Pueblo Mágico | Maricarmen Rivera | 19 de noviembre de 2013

Ana Roth, productora y directora de cine con una trayectoria internacional que incluye haber producido cintas como Apocalypto y Titanic, expone de manera muy personal su visión femenina sobre las crisis y la igualdad entre hombres y mujeres.

A cargo también de la conferencia magistral de la edición 2013 del Festival Internacional de Cine Independiente de Pozos, expone que su incursión en el cine nacional hace honor a la locución de que “crisis en chino significa oportunidad”.

Dedicada al cine hollywoodense hecho en México, cuenta Ana que la pasó muy bien por muchos años inmersa en esa industria. Sin embargo, de pronto las producciones estadounidenses dejaron de venir a México. Les daba miedo. Relata que entonces ella pensó “tienen que venir, se les va a quitar el miedo porque necesitan hacer cine”, pero no se les quitó. Y cambió el paradigma de Hollywood, entraron en crisis.

Ya no querían hacer cine de riesgo como lo que hacían en México, se concentraron en el cine de franquicia, en historias de los “spidermans, los batmans y todos esos personajes que usan mallas y luego se ponen lo calzones encima” bromea con el público.

Fue entonces que ella volteó la cara al cine nacional, dice. Hace 5 años la crisis, a ella, le significó una gran oportunidad.

Pero afirma que el cine en México también está en crisis y retoma “Ustedes me dirán ¿pero qué dices? si este año ha sido increíblemente exitoso para el cine nacional.” Por un lado afirma, hemos ganado con el cine propositivo premios en casi cada festival en donde nos paramos, en Cannes y en San Sebastián, parece que tenemos un cine que gusta mucho a los intelectuales del mundo, pero quizá lo que les gusta es “como pintamos nuestra crisis” porque “para eso nos pintamos solos, pero es la crisis”.

Por otro lado el cine comercial, empezando por “Los Nobles”, siguiendo con “No se aceptan devoluciones” y ahora “la película de Camil”, han enriquecido unos cuantos bolsillos. Pero “es cine chatarra” dice, “tan chatarra como la coca cola y los gansitos”. Es cine poco propositivo pero muy bien publicitado, muy al estilo TV, y les va muy bien, y qué bueno, afirma.

También relata que cuando era estudiante la invitaron a Durango a un rodaje y durante una cena, a pregunta expresa de qué rol quería desempeñar en la industria del cine y dijo “camarógrafa”, escucho como respuesta una carcajada. Un hombre le dijo que eso no se podía, que debía ser vestuarista o maquillista.

Pero no dejó de lado su esfuerzo y “sin demagogias y sin luchas llegamos, ocupamos nuestro lugar, hicimos nuestro trabajo y lo hicimos mejor” que los hombres. Se dice afortunada de que en ningún momento en su profesión alguien le haya dicho “haste para allá porque eres mujer”.

“La mujer en el cine ha caminado a zancadas, no a pasitos. Ni por bonitas, ni por sistema, por trabajo”. Hoy por hoy, en la industria del cine tenemos productoras, directoras, fotógrafas, tramoyistasy tramoyistas “y Yo lo celebro enormemente” concluyó.

Deja un comentario